;

Poder en la boca

00:00

Description

Nuestras palabras son una herramienta poderosa para intervenir sobrenaturalmente nuestro entorno.

“Entonces me dijo: «Profetiza sobre estos huesos, y diles: “¡Huesos secos, escuchen la palabra del Señor! Así dice el Señor omnipotente a estos huesos: ‘Yo les daré aliento de vida, y ustedes volverán a vivir. Les pondré tendones, haré que les salga carne, y los cubriré de piel; les daré aliento de vida, y así revivirán. Entonces sabrán que yo soy el Señor.” (Ezequiel 37: 4 – 6 NVI)

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

… en que cuando escuchamos la palabra sobrenatural nos queda tan grande que nos imaginamos que se trata de privilegios especiales para algunos iluminados que han llegado a un nivel superior, pero no para personas comunes como nosotros.

1. Dios puso en nuestras vidas todo lo necesario para intervenir sobrenaturalmente las situaciones. Nos fue dada la capacidad para hablar y nuestras palabras son una herramienta poderosa para intervenir nuestro entorno.

2. Nadie se imaginaría que el valle de huesos secos comenzaría a cambiar cuando Ezequiel comenzara a hablar. Dios no interviene por arte me magia, lo sobrenatural no es magia. Debemos hacer algo tan simple como hablar, esto se llama profetizar.

3. Profetizar tiene que ver con algo tan sencillo como hablar. Cuando modulamos palabras estamos profetizando. A Ezequiel le dijeron repite lo que vas a escuchar, es decir, él no iba a hablar lo primero que se le viniera a la mente; él debía repetir en voz alta lo que iba a escuchar de Dios.

4. Cada vez que hablas de tu futuro estás profetizando, pero lo correcto para intervenir el mundo espiritual y activar lo sobrenatural a tu favor tiene que ver con tomar la palabra de Dios, que está escrita, permitir que entre en tu corazón, te lleve a una transformación y luego comenzar a declararla, repetirla, decirla en voz alta.

5. Ezequiel no negó lo que sus ojos estaban viendo; él sabía lo que estaba sucediendo y fue honesto con la situación. Sin embargo, no permitió que su mente le jugara una mala pasada al llenarse de supuestos. “Piensa en todo lo que dices, pero no digas todo lo que piensas”.

Related
Sentidos espirituales
Pastor Mao
Prestando discernimiento
Pastor Mao
Renovación interior
Pastor Mao
¿Quién te guía?
Pastor Mao
Sordera espiritual
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple