;

Planificación a corto plazo

Description

Este sistema de ahorro es la mejor opción para librarte de dolores de cabeza en los momentos de más necesidad.

“Cuatro cosas hay pequeñas en el mundo, pero que son más sabias que los sabios: las hormigas, animalitos de escasas fuerzas, pero que almacenan su comida en el verano…” – Proverbios 30:24-25

Una de las características más nobles de las hormigas es la forma en que se planifican para el futuro al almacenar alimentos en los buenos tiempos para su uso cuando los tiempos sean malos. Es un ejemplo que podemos usar para mejorar nuestras vidas también.

¿A menudo te enfrentas a la falta de dinero en efectivo lo que hace que tengas que usar tarjetas de crédito? La planificación a corto plazo puede ayudarte evitar este dilema. Se necesita un poco de tiempo, pero te puede ahorrar muchos dolores de cabeza.

Toma por ejemplo las facturas de los servicios públicos. Saca el promedio de lo que has gastado por más de un año. Luego, en los meses en los que la cuenta es menos costosa, puedes ahorrar el excedente para usarlo en aquellos meses en los que el costo es más alto. Consulta con tu compañía de servicios para ver si tiene un plan que te permita pagar una cantidad promedio constantemente durante cada mes del año. De esta manera, siempre sabrás cuáles serán tus facturas mensuales y las facturas enormes no abrumarán en esos meses de mayor uso.

Los gastos para la vestimenta, el médico y el dentista son también buenos candidatos para la planificación a corto plazo. Estos costos suelen producirse de forma irregular y cuando no tienes la cantidad correcta en tus ahorros te encontrarás dirigiéndote, una vez más, al crédito. Por lo tanto, guarda una cantidad mensual en promedio para estas necesidades en función de cuánto gastaste el año anterior y la cantidad que esperas gastar en el próximo año.

Puedes planificar tus vacaciones de la misma manera estableciendo un presupuesto de vacaciones y dividiendo esa cantidad por 12 para determinar lo que debes ahorra mensualmente.

Además, es necesario incluir aparatos domésticos en el proceso de planificación a corto plazo. Cuando un lavavajillas o secadora de ropa dejan de funcionar de repente, puede ser traumático el ir a una tienda y ver lo mucho que los precios han aumentado desde la última vez que compraste dichos artículos.

Y, por supuesto, está tu carro. Ahorra un poco cada mes para los repuestos y el mantenimiento, ya que las piezas defectuosas pueden costar mucho dinero a la hora de repararlas.

 

Lectura Bíblica Diaria

Deuteronomio 1-2

Related
Cómo encontrar el equilibrio
Dr. Andrés Panasiuk
¿Cómo maneja su dinero?
Dr. Andrés Panasiuk
El dinero y la vida espiritual
Dr. Andrés Panasiuk
Todo es de Dios
Dr. Andrés Panasiuk
El orden produce milagros
Edwin Castro
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple