;

Piel espiritual

00:00

Description

Así como la piel protege nuestro cuerpo de ataques externos, nuestro espíritu necesita que levantemos una piel espiritual que nos proteja de las tentaciones.

“Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil».” (Mateo 26:41 NVI)

“Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre. Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo de Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones? Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre. Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo. Entonces se alegró el rey en gran manera a causa de él, y mandó sacar a Daniel del foso; y fue Daniel sacado del foso, y ninguna lesión se halló en él, porque había confiado en su Dios.” (Daniel 6: 16, 20-23 NVI)

“Tal y como el Señor me lo había mandado, profeticé. Y mientras profetizaba, se escuchó un ruido que sacudió la tierra, y los huesos comenzaron a unirse entre sí. Yo me fijé, y vi que en ellos aparecían tendones, y les salía carne y se recubrían de piel, ¡pero no tenían vida!” (Ezequiel 37: 7-8 NVI)

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

… en lo que sucede dentro de nosotros cuando comemos algún alimento. Nuestro interior comienza a trabajar para separar vitaminas, proteínas, carbohidratos, etc. En lo que sirve y en lo que el cuerpo necesita, y en lo que no sirve y lo expulsa ¿Qué pasaría si el alma funcionara con la misma perfección que lo hace el cuerpo cuando come?

1. El cuerpo se intoxica cuando falla y no puede sacar lo que no sirve. Lo mismo ocurre en nuestra alma cuando estamos dados a guardar palabras, gestos y comentarios que finalmente son cosas que nos dañan. Recuerda que, así como el cuerpo, tú también tienes la capacidad para desechar lo que no necesitas, lo que no te sirve y lo que te hace daño.

2. En Ezequiel 37 Dios nos habla a través de su creación, vimos su sobrenaturalidad en nuestras vidas, cómo organizó el cuerpo humano y dio funcionamiento de manera perfecta a todo.

3. La piel protege al organismo de factores externos como bacterias, sustancias químicas y temperatura. Esto representa para nosotros algo que espiritualmente debemos tener muy en cuenta y es que, así como hay invasores que nos pueden afectar físicamente, también los hay espiritualmente. La piel de nuestro cuerpo espiritual es la oración y el ayuno que nos protegen de toda tentación y ataque espiritual.

4. Es tiempo de fortalecer la piel espiritual. Cuando no le damos importancia a la oración, la adoración y el ayuno, quedamos vulnerables al pecado y a los ataques del enemigo. La tentación se hace más fuerte y en muchos casos insuperables.

5. La piel nos ayuda a adaptarnos a momentos, lugares, al tiempo y el clima. Es importante desarrollar la capacidad de adaptabilidad espiritual donde podemos caminar y movernos con libertad en las alturas, sin temor a caer o a ser debilitados por las bacterias de la tentación o por la intensidad del clima.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Sonidos
Samuel y Raquel Justo
Ojos velados
Itiel Arroyo
Activa lo sobrenatural
Pastor Mao
Voz de Júbilo (Parte 1)
Chris Richards
Viendo a Dios como nuestro Padre
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple