Para, tranquilízate y escucha a Jesús

Description

Dios nos pide que arranquemos de raíz las hierbas malas que distraen nuestra mente y así poder escuchar Su voz con claridad.

“Las semillas que cayeron entre los espinos representan a los que oyen el mensaje, pero muy pronto el mensaje queda desplazado por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida. Así que nunca crecen hasta la madurez” – Lucas 8:14 (NTV). 

Tú no puedes escuchar a Dios si tu mente está llena de pensamientos o problemas – particularmente con preocupaciones, planes y actividades. Si siempre estás escuchando la radio o la televisión, tus circuitos van a estar ocupados cuando Dios te llame. Tienes que eliminar las distracciones. 

Jesús dice en Lucas 8:7 “Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron”. 

Si un cultivo tiene hierba mala es porque éste fue plantado junto con esa hierba y, entonces, empiezan a crecer juntas. Pero conforme crece la hierba mala alrededor, va asfixiando y quitando la vida al vegetal o a la planta, por lo que nunca darán frutos. 

Aquí está la explicación de lo que quiere decir Jesús en Lucas 8:7, “Las semillas que cayeron entre los espinos representan a los que oyen el mensaje, pero muy pronto el mensaje queda desplazado por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida. Así que nunca crecen hasta la madurez”, Lucas 8:14. 

Existen tres cosas que asfixian el escuchar a Dios: 

Preocupación. Las preocupaciones son las hierbas malas. Cuando estás ocupado con los problemas y las presiones de la vida diaria, es más difícil escuchar a Dios.

Riquezas. Puedes estar tan ocupado tratando de pagar tus cuentas, tan ocupado tratando de salir de las deudas, tan ocupado tratando de ganar más y tan ocupado haciendo cosas para vivir, que, al final, no vives.

Placer. No hay nada malo con el placer. Pero Dios dice que cuando estás tan ocupado persiguiendo la diversión, lo estás perdiendo a Él y a los planes que tiene para tu vida.

Tú no tienes que cultivar la hierba mala. Ella crece de forma automática, ¿no es así? De hecho, las malezas son un signo de abandono. Si tú ves la hierba mala en tu patio o en tu jardín, significa que no los estás cuidando. Las hierbas malas en tu vida espiritual son una señal de que estás descuidando tu relación con Dios. 

Cuando todos los circuitos están ocupados, necesitas un tiempo en silencio. 

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Cuáles son las distracciones en tu vida que impiden tu crecimiento espiritual?

- ¿Cómo puedes eliminar esas distracciones?

- ¿Cuánto tiempo del día permaneces en silencio? ¿Cómo cambiaría tu vida si tuvieras esos momentos de silencio?

 

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El camino del quebrantamiento
Dr. Charles Stanley
El impacto de la oración
Dr. Charles Stanley
Tu cita con Dios
Pastor Rick Warren
Desafío a dar gracias (Día 16)
Wendy Bello
Si acaso se me olvida (Parte 3): El amor de Dios
Guillermo y Milagros Aguayo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple