Palabras imprudentes

Description

La rapidez de nuestras palabras pueden dejar una huella duradera y dolorosa.

“…la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa!”, Santiago 3:5

Últimamente mi hija ha tenido muchos problemas de salud y su esposo la ha cuidado y respaldado de maravilla. “¡Tienes un verdadero tesoro en él!”, le dije.

“No pensabas lo mismo cuando lo conocí”, dijo ella con una mueca.

Tenía razón. Cuando se comprometieron yo estaba preocupada. Tenían personalidades tan diferentes. Nuestra familia era grande y ruidosa y él era más reservado. Además, le había expresado mis dudas a mi hija de manera bastante cortante.

Me horroricé al darme cuenta de que ella todavía recordaba mis comentarios de hacía quince años, los cuales podrían haber destruido una relación que al final demostró ser tan armoniosa y feliz. Pensé en cuánto debemos cuidar lo que decimos. Muchos somos rápidos para señalar lo que consideramos debilidades en la familia, los amigos o los colegas, o para centrarnos en sus errores.

Santiago dice que “la lengua es un miembro pequeño” (3:5), pero que las palabras que emite pueden destruir relaciones, o generar paz y armonía en el trabajo, la iglesia o la familia.

Quizá debamos apropiarnos de la oración de David al comenzar cada día: “Pon guarda a mi boca, oh Señor; guarda la puerta de mis labios” (Salmo 141:3).

Padre, por favor, frena mis palabras inconvenientes, y cuida mi lengua hoy y siempre.

Por: Marion Stroud

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Actitudes triunfadoras (Parte 3)
Wendy Bello
Decepciones y monumentos de gracia.
Wendy Bello
Club de la Pelea (Parte 4): Último Round
Alejandro Mendoza
Jesús y la mujer adúltera
Edwin Castro
Lógralo: Lava tus ventanas
Héctor Teme
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple