Orando en la voluntad de Dios

Description

En lugar de especular en cuanto a la voluntad soberana de Dios para mañana, debiéramos centrarnos en obedecer su voluntad revelada hoy.

¿Cuál es su versículo favorito en la Biblia? ¿Es una promesa de que Dios le dará fortaleza, valor o seguridad? Permítame compartirle una de mis promesas predilectas de la Palabra de Dios:

"Esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho" (1 Juan 5:14,15).

Dios ha prometido que si pedimos cualquier cosa que está de acuerdo a su voluntad, Él nos la da. “Pero Luis, hay un problema –dice usted–. No sé cuál es la voluntad de Dios. ¿De qué me sirve esta promesa si sólo puedo hacer conjeturas en cuanto a la voluntad divina?”

Afortunadamente Dios nos ha revelado gran parte de su voluntad en la Biblia. Al ir familiarizándonos más con la Palabra de Dios, iremos aprendiendo mucho acerca de la voluntad divina, la cual no es secreta; ha sido revelada y está escrita.

En lugar de especular en cuanto a la voluntad soberana de Dios para mañana, debiéramos centrar nuestra atención en obedecer su voluntad revelada hoy. 1 Juan 5:14-15 promete que Dios nos dará cualquier cosa que pidamos –incluyendo sabiduría divina (Santiago 1:5) y fortaleza (Isaías 40:29-31)– si pedimos a fin de hacer Su voluntad. 

Si usted no está seguro que determinada petición esté dentro de la voluntad de Dios, pregúntele. Él puede decirle. No se preocupe si comete errores al orar. ¿Se va a derribar el trono de Dios acaso? ¿Cree que la sabiduría de Dios menguará si usted se equivoca en lo que pide? ¿No le parece que el hecho de no orar es un error aún más grande?

Si la respuesta de Dios a su petición es "No", el Señor pronto hará clara esa respuesta por el testimonio interno del Espíritu Santo. Si usted camina con Dios y lleva una vida de oración consistente, habrá una innegable y continua comunicación entre usted y su Padre celestial.

Si Dios dice que no a un pedido que usted hace, entonces Él tiene algo mejor para usted. Jesús dice: "Y si un hombre de corazón endurecido sólo da buenas cosas a sus hijos, ¿no crees que tu Padre que está en los cielos dará aún mejores cosas a los que se las pidan?" (Mateo 7:11). Si pedimos una piedra sin valor alguno, Él dice "No" y en su lugar nos da un nutritivo pan. Dios siempre da lo que es bueno. ¿No es una promesa digna de recordar?

Es sólo al reclamar las promesas de Dios a través de la oración, que comenzamos a experimentar el entusiasmo, el gozo y la emoción de la vida cristiana.

¿Por qué no empezar ya mismo?

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Desafío a dar gracias (Día 16)
Wendy Bello
Ojos velados
Itiel Arroyo
Cómo permanecer conectados
Bayless Conley
Una cuestión del corazón
Bayless Conley
El corazón de la cuestión
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple