Orando en fe

Description

Cuando tenemos fe en que Dios se moverá como él nos dijo que lo haría y oramos en respuesta a esa fe, sucede lo imposible.

Pasaje Bíblico: “Tengan fe en Dios —respondió Jesús—. Les aseguro que, si alguno le dice a este monte: ‘Quítate de ahí y tírate al mar’, creyendo, sin abrigar la menor duda de que lo que dice sucederá, lo obtendrá. Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán” – Marcos 11:22-24     

La oración es nuestro don más poderoso cuando se hace con fe. E. M. Bounds describió el poder de la oración al decir: “No podemos hacer nada sin la oración. Todas las cosas se pueden hacer a través de la oración insistente. Ella supera o elimina todos los obstáculos y toda fuerza de resistencia, obteniendo sus fines frente a trabas invencibles”. Dios ama moverse cuando oramos. No es un Dios que impone su voluntad a su pueblo, sino que en el amor espera a que entendamos su corazón y le pidamos que se mueva y trabaje en nuestras vidas y en las de los demás. Hoy nuestra tarea más importante es aprender qué es orar en fe.

Marcos 11:22-24 dice: “Tengan fe en Dios —respondió Jesús—. Les aseguro que, si alguno le dice a este monte: ‘Quítate de ahí y tírate al mar’, creyendo, sin abrigar la menor duda de que lo que dice sucederá, lo obtendrá. Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán”. Jesús ilustra un vínculo importante entre la oración y la fe. Cuando tenemos fe en que Dios se moverá como él nos dijo que lo haría y oramos en respuesta a esa fe, sucede lo imposible.

A la inversa, Santiago 1:5-8 dice: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo que hace”.

Así como la fe nos posiciona para recibir algo de parte de Dios, la duda realiza el efecto contrario. La Biblia se ocupa de dejar claro que las oraciones a las que Dios responde, son oraciones de fe. Dios nos ha dado un propósito. Él anhela colaborar con su pueblo. Nuestro trabajo es captar su corazón pasando tiempo en su presencia y orar audazmente en respuesta a su fidelidad.

Tú y yo hemos recibido el increíble don de la conversación con un Dios que anhela moverse en respuesta a nuestras oraciones. ¿Qué obstáculos se interponen hoy en tu camino? ¿Dónde necesitas un milagro? ¿Quién necesita oración a tu alrededor? Pasa tiempo entendiendo el corazón de tu Padre celestial y orando con audacia. Él espera responder tus oraciones y hacer el trabajo que solo él puede hacer.           

Guía de Oración:

1. Medita en el poder de la oración hecha con fe.

“Tengan fe en Dios —respondió Jesús—. Les aseguro que, si alguno le dice a este monte: ‘Quítate de ahí y tírate al mar’, creyendo, sin abrigar la menor duda de que lo que dice sucederá, lo obtendrá. Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán” – Marcos 11:22-24

“Les aseguro que, si tienen fe y no dudan —les respondió Jesús—, no solo harán lo que he hecho con la higuera, sino que podrán decirle a este monte: ‘¡Quítate de ahí y tírate al mar!, y así se hará. Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración” – Mateo 21:21-22

2. Reflexiona sobre tu vida. ¿Qué obstáculos se interponen en tu camino? ¿Dónde necesitas que Dios trabaje? ¿Quién necesita hoy a tu alrededor el poder de tu oración?

3. Pregúntale a Dios qué piensa acerca de las situaciones por las que deseas orar y luego ora audazmente de acuerdo a su voluntad. Busca la Biblia y ora alineado con la palabra de Dios. Ten fe en que Dios se moverá de acuerdo con su palabra en respuesta a tu oración de fe.

A menudo nos desalentamos con la idea de orar valientemente cuando sentimos que Dios no ha contestado nuestras oraciones en el pasado. No permitas que la experiencia pasada se interponga en el camino de vivir tu vida en total alineación con la Palabra de Dios. Nunca entenderemos completamente todos los caminos de Dios. Todo lo que podemos hacer es vivir como él nos ha guiado y confiar en él. La Biblia es clara en que Dios se preocupa por ti y desea ayudarte. Él desea moverse y trabajar diariamente en medio de ti. Ten fe en tu Padre celestial y ora audazmente hoy.

Lectura Complementaria: Marcos 11

Por Craig Denison

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Clave #1 para la oración eficaz – ser específico
Bayless Conley
Clave #4 para la oración eficaz – de acuerdo a la voluntad de Dios
Bayless Conley
Clave #7 para la oración eficaz – la ayuda del Espíritu Santo
Bayless Conley
La oración de entrega
Bayless Conley
Las respuestas perfectas a nuestras oraciones
Cathy Sheraldi de Núñez
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple