Ofrendas inaceptables

Description

Para acercarnos a Dios y agradarle, hay que servirle y adorarle “a Su manera”, no la nuestra.

“Porque lo que los hombres tienen como sublime, delante de Dios es abominación”, Lucas 16:15

¡El estándar de evaluación de nosotras no es el estándar de evaluación de Dios!

Hay cosas que desde nuestra perspectiva humana pueden llamar mucho nuestra atención y aun tenerlas en muy alta estima, no obstante, delante de Dios pueden ser de ningún valor espiritual o carentes de toda significación piadosa.

Los fariseos pensaban ganarse el favor de Dios por medio de sus obras personales y justicia propia. Sin embargo, aquellas cosas que ellos tenían como las más sublimes y excelsas, subían ante la presencia de Dios como un olor desagradable, no acepto por Él. Nada de lo que le ofrecemos a Dios es acepto ante Él, a menos que sea ofrecido en los términos establecidos en Su Palabra. Aun las lágrimas de nuestro arrepentimiento deben ser lavadas por la sangre de Cristo para que puedan llegar al trono de Su gracia.

Hay quienes viven ofreciendo a Dios cosas que Él no ha demandado, cosas que incluso detesta y aborrece, como lo son las oraciones inútiles por medio de santos, rosarios o artificios humanos. Dios no ha ordenado eso en Su Palabra y no importa cuán espiritual y sacrificial puedan lucir ante nuestra vista, ante Dios siguen siendo una abominación. Dios no sólo las rechaza, Él no sólo no las acepta, sino lo que es peor aún, Dios las aborrece.

Podemos pensar que porque ofrecemos a Dios algo con sinceridad, Él está comprometido a recibirlo, y eso es un grave error. La sinceridad no santifica la ofrenda. Lo que hace que nuestro ofrecimiento a Dios sea acepto ante Él, es que se haga conforme a lo que Él ha establecido en la Escritura y no según nuestro libre pensar, los rudimentos del mundo o la tradición cultural. No importa cuán espiritual o sublime pueda eso lucir ante los ojos de los demás, ante Dios es una verdadera abominación.

Que lamentable es pensar que estamos haciendo una obra excelsa cuando lo que estamos ofreciendo ante nuestro Dios es totalmente inaceptable. Para acercarnos a Dios y agradarle, hay que servirle y adorarle “a Su manera”, no la nuestra. Palabras duras y reales que deben despertar nuestras conciencias a la verdad enseñada en la Biblia.

Oración: Padre, permite que nos acerquemos a ti conforme a tu justicia y no a la nuestra o a la de los sistemas religiosos. Que podamos hacer tu voluntad y procuremos estar seguras de que lo que ofrecemos a ti esté acorde con tu Palabra y los méritos de Cristo. En Él oramos, amén.

Por Carmen García de Corniel 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Lágrimas por los perdidos
Maestras del Bien
La reina del rey
Maestras del Bien
Glorificando a Dios
Maestras del Bien
Hazme oír
Maestras del Bien
Sin pago y sin interés
Violeta Guerra
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple