Nuestro mejor amigo es Jesús

Description

Jesús no nos contaría sus secretos si sólo fuéramos sus sirvientes.

Leer Juan 15:9-17

Hace muchos años, los maestros de la escuela dominical de mi iglesia enseñaban a los niños un coro que incluía la frase: “Mi mejor amigo es Cristo”. Cuando esos niños se hicieron adultos, naturalmente dejaron de cantar canciones infantiles como esa. Pero, lamentablemente, muchas veces nosotros parecemos haber abandonado también la idea de que Jesucristo es nuestro amigo.

A medida que los creyentes aprendemos más acerca de Dios, lo exaltamos como el Señor de nuestra vida y lo reconocemos como el Gobernante soberano del mundo. Es más fácil pensar en Él como el Creador excelso y poderoso, como el Salvador y Señor, que “rebajarlo” a la posición de amigo. Pero Jesús se esforzó por enseñar a sus discípulos que Él era tanto la deidad trascendente, el Hijo de Dios, como el mejor de los amigos (Juan 15:15).

Su oferta de amistad también se extiende a los discípulos modernos. Al igual que los doce apóstoles, tenemos el privilegio de decir que Cristo dio su vida por nosotros en un acto supremo de amor y entrega (Juan 15:13). Además, su Espíritu revela la verdad de la Palabra de Dios en nuestro corazón para que podamos conocer más a Dios y sus caminos. En otras palabras, Jesús nos ha dado a conocer las cosas que escuchó de su Padre. Un hombre no cuenta secretos a sus sirvientes, sino a sus amigos (Juan 15.15).

Enseñar a los niños a cantar sobre su amistad con Cristo es una buena idea. Pero me pregunto ¿cuándo aprenderán algunos creyentes adultos a cantar de nuevo sobre esa relación especial con Él? Que nunca lleguemos a ser tan religiosos, piadosos o maduros, que no podamos decir: “Mi mejor amigo es Cristo”.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Nuestro ayudador en la oración
Dr. Charles Stanley
Nuestra relación con Dios
Dr. Charles Stanley
Ojos velados
Itiel Arroyo
Nada podemos hacer
John Piper
El Corazón De La Adoración (The Heart Of Worship)
Su Presencia
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple