;

No tengas miedo (Parte 26)

Description

La muerte no tiene poder cuando sabemos que tenemos la garantía de un final feliz.

La resurrección de Jesús asegura la mía

La resurrección física de Jesús de entre los muertos cambia todas las cosas; y quiero decir, absolutamente todas las cosas.

En primer lugar, significa que su Padre aceptó su vida y su muerte inocente como sacrificios plenos y completamente sustitutivos en favor del mundo pecador. Eso significa que todo el que crea y confíe en Cristo tiene paz con Dios ahora y por siempre; significa que todo el que crea y confiese a Cristo va a resucitar de entre los muertos como Él resucitó en el momento señalado por Dios.

Escuche las palabras de Job, un hombre amargamente acostumbrado a asistir a los funerales de personas cercanas, un hombre que en ese momento estaba crónicamente enfermo, viviendo todos los días con dolor y que tenía la seguridad de que el día de su muerte no estaba lejos:

Pero yo sé que mi Redentor vive, y que al fin se levantará sobre el polvo, y que después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios. Lo veré por mí mismo; mis ojos lo verán, no los de otro. Pero ahora mi corazón se consume dentro de mí(Job 19:25-27).

Todos los cristianos tienen asegurado un futuro feliz; sólo el presente tiene dificultades. Al proceso de la muerte se le quita todo temor, porque sabemos que no vamos camino al desastre sino al paraíso. Y eso significa que no “perdemos” a nuestros seres amados que mueren en Cristo; sencillamente estamos haciendo inversión de ellos, con la confianza de que los recuperaremos con intereses.

¡El corazón anhela intensamente dentro de nosotros ese gran día! ¡No tenga miedo!

Related
Dios y mi legado
Mark Jeske
Dios y mi lecho de muerte
Mark Jeske
Dinero y presión
Mark Jeske
Dinero y materialismo
Mark Jeske
Los padres
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple