"No teman"

Description

Dios dio una respuesta eterna para todos nuestros temores: resucitó a Jesús de entre los muertos.

Pero Moisés le dijo al pueblo: “No tengan miedo. Manténganse firmes, y vean la salvación que el Señor llevará hoy a cabo en favor de ustedes.” – Éxodo 14:13

Pero el ángel les dijo a las mujeres: “No teman. Yo sé que buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como él dijo… vayan pronto y digan a sus discípulos que él ha resucitado de los muertos… En eso, Jesús les salió al encuentro y les dijo: …“No teman. Vayan y den la noticia a mis hermanos, para que vayan a Galilea.” – Mateo 28:5-10

La muerte es aterradora. El pueblo de Israel, atrapado entre el ejército egipcio y el Mar Rojo, lo sabía. Los seguidores de Jesús lo experimentaron mientras trataban con las secuelas de su crucifixión. Yo sé esto cada vez que me ataca el asma y busco mi inhalador. Tú lo sabes cuando te enfrentas al hecho de que alguien que amas está muriendo y no hay nada que puedas hacer para evitarlo.

Dios sabe que tenemos miedo, y su corazón está con nosotros. Y entonces nos dice: “No teman” (Mateo 28:10); “No tengan miedo. Manténganse firmes, y vean la salvación que el Señor llevará hoy a cabo en favor de ustedes” (Éxodo 14:13); “ Fíjense en que yo hago algo nuevo, que pronto saldrá a la luz. ¿Acaso no lo saben?” ( Isaías 43:19).

A todos nuestros temores, Dios dio una respuesta abrumadora y eterna: resucitó a Jesús de entre los muertos. Jesús es la garantía de nuestra propia resurrección, porque todos los que confían en él compartirán su victoria. Es por eso que podemos decir con Pablo:  “Devorada será la muerte por la victoria” ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?  ¡Pero gracias sean dadas a Dios, de que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!” (1 Corintios 15:54-55, 57).

Esta es la respuesta a nuestro miedo: un Salvador que nos ama y que ha conquistado la muerte. No nos enfrentamos a la muerte solos. Él está con nosotros y nos resucitará.

ORACIÓN: Señor, sé mi fortaleza y mi consuelo cuando me enfrente a la muerte. Amén.

Para reflexionar:

- Cuando tienes miedo, ¿cómo lo enfrentas?

- ¿Qué significa para ti la resurrección de Jesús? Menciona una o dos cosas específicas.

Por: Dra. Kari Vo

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El «Yo seré» de Dios
John Piper
Cuando la vida nos hace sentir impotentes
Wendy Bello
Ejercitando el discernimiento
Pastor Mao
Dios está presente
Primeros15
¿Qué puedes hacer cuando el desánimo vuelve?
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple