;

No tema

Description

El servicio que usted le rinde a Dios no debe ser fruto del temor.

Las religiones hechas por el hombre encuentran muy útiles la culpa y el temor para llamar la atención de la gente y para lograr que hagan lo que quiere la organización. El vudú, por ejemplo, se nutre de amenazas y maldiciones. Para otros, la (falsa) enseñanza del purgatorio hizo que hasta los creyentes le temieran al día de la muerte, porque ahí iban a comenzar los incontables años de tormento para “pagar” sus pecados.

El miedo y la culpa vienen de la ley, amplificada por nuestra conciencia; pero el evangelio de Cristo echa fuera el temor. ¿Ha notado que los ángeles mensajeros de Dios en los albores de la era del Nuevo Testamento le decían lo mismo a los sorprendidos y aterrorizados santos: "No tengas miedo"?

Cuando a Zacarías se le permitió hablar otra vez, demostró que lo había comprendido. Inspirado por el Espíritu, pronunció palabras maravillosas por el milagroso nacimiento de su hijo: “Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo . . . que, librados de nuestros enemigos, sin temor lo serviríamos” (Lucas 1:68,74).

El servicio alegre que usted le rinde a su Dios no tiene el propósito de acumular puntos para calificar para el cielo, ni deshacer frenéticamente alguno de sus antiguos pecados, ni para lograr que él lo ame. Recuerde: No tema. Nos gusta servirle porque él nos ama.

Related
Conociendo al Espiritu Santo
Frank López
La vida cristiana
Enrique Bremer
El poder para profesar a Cristo
John Piper
Dios quiere usarte
Primeros15
¡Invita al Espíritu Santo desde por la mañana!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple