No tema

Description

El servicio que usted le rinde a Dios no debe ser fruto del temor.

Las religiones hechas por el hombre encuentran muy útiles la culpa y el temor para llamar la atención de la gente y para lograr que hagan lo que quiere la organización. El vudú, por ejemplo, se nutre de amenazas y maldiciones. Para otros, la (falsa) enseñanza del purgatorio hizo que hasta los creyentes le temieran al día de la muerte, porque ahí iban a comenzar los incontables años de tormento para “pagar” sus pecados.

El miedo y la culpa vienen de la ley, amplificada por nuestra conciencia; pero el evangelio de Cristo echa fuera el temor. ¿Ha notado que los ángeles mensajeros de Dios en los albores de la era del Nuevo Testamento le decían lo mismo a los sorprendidos y aterrorizados santos: "No tengas miedo"?

Cuando a Zacarías se le permitió hablar otra vez, demostró que lo había comprendido. Inspirado por el Espíritu, pronunció palabras maravillosas por el milagroso nacimiento de su hijo: “Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo . . . que, librados de nuestros enemigos, sin temor lo serviríamos” (Lucas 1:68,74).

El servicio alegre que usted le rinde a su Dios no tiene el propósito de acumular puntos para calificar para el cielo, ni deshacer frenéticamente alguno de sus antiguos pecados, ni para lograr que él lo ame. Recuerde: No tema. Nos gusta servirle porque él nos ama.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Los dones del Espíritu
Mark Jeske
Gozar de su plenitud
John Piper
Más de Dios (Parte 3): Cómo rendirse por completo a Él
Osvaldo Carnival
¿Quién te guía?
Pastor Mao
Momentos inolvidables
Andrés Corson
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple