No te detengas ¡Hazlo!

00:00

Description

¿Qué te hace falta para poner en acción aquello que Dios ya te mostró que puedes o debes hacer?

“Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.” – Santiago 2: 14 RVR1960

Entonces les conté cómo la bondadosa mano de Dios había estado conmigo y les relaté lo que el rey me había dicho. Al oír esto, exclamaron: ¡Manos a la obra! Y unieron la acción a la palabra. Cuando lo supieron, Sambalat el horonita, Tobías el oficial amonita y Guesén el árabe se burlaron de nosotros y nos preguntaron de manera despectiva: Pero ¿qué están haciendo? ¿Acaso pretenden rebelarse contra el rey? Yo les contesté: El Dios del cielo nos concederá salir adelante. Nosotros, sus siervos, vamos a comenzar la reconstrucción. Ustedes no tienen arte ni parte en este asunto, ni raigambre en Jerusalén.” – Nehemías 2: 18 – 20 NVI

Haré que haya coherencia entre su pensamiento y su conducta, a fin de que siempre me teman, para su propio bien y el de sus hijos. Haré con ellos un pacto eterno: Nunca dejaré de estar con ellos para mostrarles mi favor; pondré mi temor en sus corazones, y así no se apartarán de mí. Me regocijaré en favorecerlos, y con todo mi corazón y con toda mi alma los plantaré firmemente en esta tierra.” – Jeremías 32: 39 – 41 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en el refrán: “Mucho tilín, tilín, y nada de paletas”. Refiriéndose al carrito de helados que en Colombia vende su producto en las calles y cada vez que pasa tiene unas campanitas que al sonar anuncian su llegada, pero de repente te acercas y no tienen el sabor que queremos. En otras palabras: hizo mucho ruido, pero nada de acción.

1. Uno de los escenarios donde se habla mucho pero se hace poco es el escenario espiritual. En ocasiones tomamos la palabra, la profetizamos, la declaramos, la escribimos, se la compartimos a muchas personas, pero cuando vamos a pasar de la palabra a la acción nos detenemos.

2. La historia de Nehemías nos deja grandes enseñanzas. Este hombre había sido enviado para levantar las murallas de Jerusalén. Luego de inspeccionar y darle una palabra de ánimo al pueblo se pusieron manos a la obra. Unieron la acción a la palabra.

3. En ocasiones podemos estar haciendo algo, pero solamente con nuestro positivismo, con nuestro esfuerzo, con nuestras ganas y con todo el ánimo posible, pero sin palabra alguna. Estar accionando con una actitud positiva no nos garantiza el éxito.

4. En otras ocasiones nos vamos al otro extremo: tenemos la palabra oportuna, pero no actuamos. Debemos unir nuestras acciones a una palabra y la palabra a nuestras acciones.

5. Hagamos un paso a paso para buscar la palabra oportuna. En primer lugar, debemos sacar tiempo para dedicarnos a leerla. Orar antes de leerla pidiéndole al Espíritu Santo de su dirección y entendimiento. Al leer con calma, escribir las palabras que van llegando a nuestro corazón. Sobre todo, debemos tener muy en cuenta que no debemos acomodar la palabra a nuestra situación, Dios responderá de acuerdo con lo que necesitamos.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Si estás muy ocupado para Dios, entonces estás muy ocupado
Pastor Rick Warren
Ejercitando el discernimiento
Pastor Mao
Pasos firmes
Pastor Mao
Guía de enfoque
Pastor Mao
Cambia de alimentación
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple