;

No importa el lugar

00:00

Description

Dios está dispuesto a ayudarnos para que produzcamos abundante fruto sin importar el lugar donde estamos.

“Entonces les contó esta parábola: «Un hombre tenía una higuera plantada en su viñedo, pero cuando fue a buscar fruto en ella, no encontró nada. Así que le dijo al viñador: "Mira, ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no he encontrado nada. ¡Córtala! ¿Para qué ha de ocupar terreno? (¿para qué inutiliza también la tierra?) Señor —le contestó el viñador—, déjela todavía por un año más, para que yo pueda cavar a su alrededor y echarle abono. Así tal vez en adelante dé fruto; si no, córtela”. – Lucas 13:6-9 NTV


Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

 

Esta mañana me levanté pensando...

… en una conversación que tuve con unos amigos. Uno de ellos decía que debemos ser intencionales en los resultados que damos; es decir que no podemos estar sembrados o establecidos en una posición o función y no dar los frutos que respondan congruentemente a lo que somos y hacemos, aunque esto requiera esfuerzo.

1. Dios nos ha dotado de todo lo que necesitamos para ser fructíferos en todo lo que hacemos, sin importar el lugar donde estamos. La tierra en la que estamos sembrados no es justificación para no producir abundante fruto. Naciste para ser productivo, y el lugar donde te encuentras, comenzando por tu familia y tus relaciones, debe ser bendecido por tu productividad.

2. La famosa pregunta "¿Qué hago yo aquí?" ha sido motivo para que muchas personas se estanquen y no den fruto en el lugar donde han sido puestos por el viñador. Es mejor dejar de preguntar y concentrarnos en bendecir con nuestro fruto.

3. Nuestras familias, compañeros de trabajo y ciudad están esperando disfrutar de nuestra cosecha y que ésta aporte en la construcción de un futuro diferente.

4. El terreno donde te han sembrado solo muestra que Dios necesita trabajar en ese lugar, con esas personas, y tu eres la luz que las alumbrará. Estás puesto allí para marcar la diferencia, la tendencia, una nueva forma de vivir.

5. Debemos comprender que el viñador está dispuesto a ayudarnos y a creer en nosotros para que con los dones, talentos y capacidades que nos dio, produzcamos abundante fruto en el lugar donde estamos. Estás en el lugar correcto, con todo lo necesario para fructificar.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Servicio
Dr. Charles Stanley
Escogidos
Pastor Mao
No esperemos más
Pastor Mao
Ser siervos
Enrique Bremer
¿Cuál es tu lugar?
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple