¡No estás nunca solo(a)!

Description

El que no escuches la voz de Dios no quiere decir que Él no esté a tu lado o que esté quieto.

Hay momentos en los que estamos tan estresados por los ruidos de este mundo y aturdidos por el bullicio de nuestra sociedad, que ya no sabemos ni siquiera qué es la paz. Es como si luchásemos contra un enemigo invisible.

Es en esos momentos difíciles en los que Jesús te habla y te dice: “Shhhh, estoy aquí, no tengas miedo”.

Durante los días en los que te encuentras solo(a), cansado(a) de pelear, Jesús está justamente ahí, cerca de ti. A la vez, como el salmista, puedes declarar: “En cambio, me he calmado y aquietado, como un niño destetado que ya no llora por la leche de su madre. Sí, tal como un niño destetado es mi alma en mi interior” (Salmo 131:2)

¡Querido(a) amigo(a), el Señor es tu paz, hoy y por siempre! Estás tranquilo(a) y saciado(a) cerca de Él, cerca de Su corazón.

¿Quieres orar conmigo?

“Gracias, Señor Jesús, por tu Presencia amorosa y relajante. Tú me visitas como una mamá que acude en medio de la noche, cuando escucha los primeros lloros de su niño bien amado. Gracias por tranquilizarme y apaciguarme. Eres mi paz. Gracias a ti, Señor, estoy en calma y tranquilo(a). Amén”

Gracias por existir,
Éric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Manipulando el tiempo de Dios
Patricia Holbrook
En tu lucha, el amor y la misericordia de Dios continúa
Pastor Rick Warren
Jesús amó a Lázaro aunque lo dejó morir
Itiel Arroyo
¿Cuál ha sido tu primer pensamiento al despertarte?
Un Milagro Cada Día
¡Descubre la receta del gozo!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple