Nada nuevo

Description

Pueden crearse nuevos inventos cada día que buscan nuestro bienestar, pero ninguno puede darnos lo que Dios ya nos ofrece.

¡Y no hay nada nuevo bajo el sol! No hay nada de lo que pueda decirse: «¡Miren, aquí hay algo nuevo!», porque eso ya existía mucho antes que nosotros. – Eclesiastés 1:9b-10

Hay personas que están trabajando en un proyecto para hacer que la estadía en un hospital sea vivida con dignidad. Una de ellas, dijo: "Los pacientes en los hospitales están en la peor condición, cuando en realidad deberían sentirse cómodos y con la confianza suficiente como para poder hacerle a los doctores las preguntas necesarias".

El 'proyecto' del que hablo había recibido $37,500 para desarrollar prototipos de productos que sirvieran para incrementar la dignidad de los pacientes de los hospitales. Surgieron toda clase de ideas. Una fue un asiento de recuperación, similar a los asientos de primera clase de un avión, propuesta de la aerolínea Virgin Atlantic.

Probablemente la idea más aplaudida fue la que tuvo que ver con la tradicional túnica de hospital que, en vez de atarse en la espalda, se ataba a los lados. También hubo otras túnicas... unas con bolsillo para celulares y otras con una manta que hacía juego. Todas cosas ideadas con la intención de levantarles el ánimo a los pacientes.

Y es cierto que pueden ayudar, pero si realmente queremos ser animados, tenemos que acercarnos al Salvador.

Jesús sabía cómo darle a las personas lo que ellas realmente necesitaban. Lea las Escrituras y verá que Jesús tocó al leproso... porque sabía que el contacto humano le iba a levantar el ánimo. Cuando un pecador fue llevado ante Jesús él lo perdonó, le dijo palabras de aliento y lo dejó libre para vivir con gratitud. Jesús le da a cada persona lo que ella necesita.

Perdón, esperanza, paz, gozo, una reunión en el cielo. La vida, muerte y resurrección victoriosa del Salvador nos muestran sus cualidades y habilidades... y también nos muestran cuánto debemos amarlo.

ORACIÓN: Querido Señor, te doy gracias por darnos lo que realmente necesitamos. Por animarnos, por proveer para nuestras necesidades y por vivir, morir y resucitar para que nos fuera otorgado lo que más necesitamos: fe, perdón de pecados y salvación. En el nombre de Jesús. Amén.

Por: Pastor Ken Klaus

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Lo que Lucy y yo tenemos en común
Aviva Nuestros Corazones
Cambiar requiere el Espíritu Santo
Pastor Rick Warren
Los que controlan su lengua disfrutan la vida
Andrés Corson
Renovación interior
Pastor Mao
¿Dónde eres necesario?
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple