;

Mujer virtuosa – Corazón misericordioso

Description

Una mujer virtuosa usa sus manos para beneficiar a su familia y a su hogar, pero también extiende su mano al pobre y al que está en necesidad.

Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso.” – Proverbios 31:20

Antes de este punto, Proverbios 31 habla de la mujer virtuosa como una mujer ocupada, que se esfuerza, que trabaja duro. La vemos en acción pura y dura, haciendo de todo y haciéndolo bien.

Ahora podemos empezar a ver su carácter. Y el primer rasgo que se destaca de ella es que tiene un gran corazón y que muestra misericordia.

Esta mujer virtuosa no se queda encerrada en las cuatro paredes de su casa, sino que veía la necesidad a su alrededor y la suplía. De hecho, usaba sus ingresos para ayudar a otros, en el espíritu de lo que dice Efesios 4:28 - “El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.”

Esta mujer virtuosa sabía que es un privilegio que Dios nos use en la vida de otros que tienen necesidad. Cuando damos a otros algo de lo mucho con lo que Dios nos ha bendecido y aliviamos de alguna forma la carga de otra persona, se manifiesta a plenitud el amor de Dios y el principio cristiano de que es más bienaventurado dar que recibir (Hechos 20:35).

No muchas personas toman el tiempo y el esfuerzo de ponerse en los zapatos de otro y tener empatía con sus luchas, sus padecimientos, su necesidad. Y eso es un error y una mala administración de la gracia que hemos recibido.

He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso” – Ezequiel 16:49

Sin embargo, una mujer virtuosa es aquella que nota lo que la persona de al lado necesita y busca de manera intencional ser aquella que supla esa necesidad. Una mujer virtuosa tiene su corazón vuelto al Señor, dedicado a Él y llevando fruto en abundancia. Es una mujer que quiere agradar al Señor y eso se manifiesta en su vida y en su relación con otros. Una mujer virtuosa usa sus manos para beneficiar a su familia y a su hogar, pero también extiende su mano al pobre y al que está en necesidad.

Para pensar: Este mundo actual en el que vivimos puede ser muy duro, frío e insolidario. Algo que he comprobado con los años es que la gente que menos tiene es la gente a la que menos le cuesta dar y compartir, tal vez porque saben lo que es tener necesidad. Incluso muchos creyentes se han vuelto insensibles y duros ante las necesidades físicas, emocionales y espirituales de otros.

Pero Dios quiere que seamos, como hijas suyas, reflejo de Su amor, de Su compasión y de Su sensibilidad hacia otras personas. ¿Consideras un privilegio que Dios te use para bendecir a otros? ¿Abres tu corazón a aquellas personas a tu alrededor que están en necesidad? ¿O tu corazón se cierra y se enfría y volteas a otro lado? ¿De qué manera Dios está hablando a tu vida con los versículos de hoy? 

Related
La obediencia intencional
Larry Burkett
Una cuestión del corazón
Bayless Conley
La motivación correcta
Bayless Conley
¡Eres un canal de bendición!
Un Milagro Cada Día
"No sé administrar el dinero"
Alejandra Stamateas
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple