;

Mirar hacia delante

Description

Si lo que vivimos es pasajero, ¿a dónde tienes puesta tu mirada?

“Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él”, Lucas 2:25

Cuando el gran pintor holandés Rembrandt murió inesperadamente a los 63 años de edad, encontraron una pintura sin terminar en su atril. Se trata de la emoción de Simeón al sostener al bebé Jesús en el templo de Jerusalén cuarenta días después de su nacimiento. Sin embargo, el fondo y los detalles quedaron inconclusos.

Algunos expertos creen que Rembrandt sabía que se acercaba al fin de su vida y, como Simeón, estaba listo para que el Señor lo despidiera (Lucas 2:29).

El Espíritu Santo estaba sobre Simeón (v. 25), así que no fue una coincidencia que estuviera en el templo cuando María y José presentaron a su primogénito a Dios.

Simeón, que había estado esperando al Mesías prometido, tomó al bebé en sus brazos y alabó a Dios diciendo: “Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, conforme a tu palabra; porque han visto mis ojos tu salvación, la cual has preparado en presencia de todos los pueblos; luz para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel” (vv. 29-32).

Simeón no anhelaba los días gloriosos de la historia de Israel, sino que miraba hacia delante al Mesías prometido que vendría a redimir a las naciones.

Al igual que Simeón, podemos tener una mirada expectante en la vida, porque sabemos que, un día, veremos al Señor.

Que, como Simeón, podamos mirar hacia delante a la venida del Señor.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿Crees esto? (Parte 3)
Jimmy y Aída de Cornejo
Cuatro formas de mirar
Ministerios Nuestro Pan Diario
Es fácil ser ingrato
Ministerios Nuestro Pan Diario
Siguen las dudas
Ministerios Nuestro Pan Diario
Bien valió la espera
Dr. Charles Stanley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple