Mientras estás trabajando en tus metas, Dios está trabajando en ti

Description

El mayor beneficio para tu vida no van a ser tus logros, sino lo que sucede dentro de ti mientras estás en movimiento hacia tu meta.

“No quiero decir que ya llegué a la perfección en todo, sino que sigo adelante. Estoy tratando de alcanzar esa meta, pues esa es la razón por la cual Jesucristo me alcanzó a mí”, Filipenses 3:12 (PDT). 

Ayer hablamos de las razones por las que necesitas establecer algunas metas. Hoy vamos a hablar de tres razones más del por qué el establecimiento de metas es tan importante, que incluso Jesús estableció metas para sí mismo. 

Tienes que establecer metas porque dan esperanza para soportar y mantenerte en movimiento.

Job dice: "¿Qué fuerza me queda que puedo seguir esperando? ¿Qué meta tengo que me gustaría prolongar mi vida?", (Job 6:11 NVI). Tú tienes que tener una meta para mantenerte activo. 

Una meta no tiene que ser grande para motivarte. Por ejemplo, si tuviste una cirugía, tu primer objetivo en la recuperación podría ser la de sentarte en la cama. Entonces puedes trabajar para ponerte de pie y después caminar por el pasillo.

Todas estas son metas muy pequeñas, pero todas son importantes, ya que para llegar desde donde estás hacia el éxito no es de un gran salto. Son muchos pasos pequeños. Una meta no tiene que ser grande para ser importante - sólo tiene que animarte a continuar. 

Tienes que establecer metas, ya que construyes tu carácter.

El mayor beneficio para tu vida no van a ser tus logros, sino más bien lo que sucede dentro de ti mientras estás en movimiento hacia tu meta. 

Dios está más interesado en tu carácter de lo que está en tus logros. Mientras trabajas en tu meta, Dios está obrando en ti. Él está construyendo tu carácter y eso es lo que va a durar por la eternidad.

Es por eso que Pablo dice en Filipenses 3:12: "Estoy tratando de alcanzar esa meta", (PDT). Se necesita energía, esfuerzo y el propósito de alcanzar tu meta, y el resultado es que vas a ser más como Cristo.

Tienes que establecer metas porque las buenas metas serán recompensadas.

Proverbios 11:27 dice: " El que hace el bien se gana el respeto de los demás" (PDT). Cuando tú das tu vida a una buena meta, traes honor y construyes un legado en la tierra.

Pero la recompensa real en establecer buenas metas va a venir en la eternidad. La Biblia dice en 1 Corintios 9:25-26, "Todos los atletas son disciplinados en su formación. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero lo hacemos para un premio eterno. Así que corro con propósito en cada paso", (NVI). Pablo era impulsado por un propósito para tener una meta mejor. Tienes que hacer eso, también, para que puedas ganar el premio que Dios ha preparado para ti en el Cielo.

Reflexiona sobre esto:

- Si estás desanimado hoy, es necesario establecer algunas metas nuevas. ¿Qué es algo en lo que puedes trabajar que te motivará y te animará cada día a medida que te acercas hacia tu meta?

- ¿Cuáles son algunas de las cosas que has aprendido sobre ti mismo y sobre cómo Dios está trabajando en ti para alcanzar una meta?

- ¿Cómo quiere Dios obrar en tu vida? ¿De qué manera tus metas reflejan lo que esperas que Dios hará y que haga en y a través de ti?


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Las metas de Dios empiezan con una promesa
Pastor Rick Warren
Antes de entrar a la tierra prometida
El Lugar de Su Presencia
Saber empezar
El Lugar de Su Presencia
¿Qué voces estás escuchando?
Pastor Rick Warren
¿Lo que estás haciendo es el mejor uso de tu vida?
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple