Mi lista de amor

Description

¿Has luchado con creer que Dios te ama con la profundidad, plenitud y belleza que Él dice hacerlo? Esta lista te puede ayudar a terminar con esa lucha.

Siempre he luchado con creer que Dios me ama- con la profundidad, plenitud y belleza que Él dice hacerlo.

Misteriosamente fueron mis largos años de soltería los que me condujeron a una experiencia más profunda e indescriptible del amor de Dios. (¿Has notado como las mismas pruebas que amenazan con destruirnos se convierten en el baluarte de nuestras almas?) En esos años de silencio y espera, Dios me habló en voz alta sobre Su amor.

Y aun así, a pesar de todo, a menudo lucho con creer y experimentar diariamente el infinito amor de mi Padre Celestial. Entonces busco mi "lista de amor”.

Recopilé esta lista cuando tenía 20 o 21 años, y he vuelto a la misma, una y otra vez, y otra vez (¡y otra vez!) a través de los años. Estas verdades de las Escrituras me enriquecen, me sostienen y cautivan.

Espero que inunden tu corazón en este día y te recuerden que tú eres amada mucho más allá de lo que puedes comprender.

Él te tiene grabada en las palmas de Sus manos.
Isaías 49:16

Él te lleva cerca de Su corazón.
Isaías 40:11

Me toma de la mano.
Salmo 73:23

Él hará más abundantemente de lo que yo pida o entienda.
Efesios 3:20

Cada día lleva mis cargas.
Salmo 68:19

Él piensa en mí, constantemente: Sus pensamientos acerca de mí son más numerosos que los granos de arena en el mar.

Salmo 139:17–18

Él está interesado íntimamente en mi vida. Hasta sabe cuántos cabellos hay en mi cabeza.
Matthew 10:30

Él ha planificado mis días.

Salmo139:16; 118:24

Él ora por mí.
Hebreos 7:25; Romanos 8:26

Me perdona gratuitamente.
1 Juan 1:9; Salmo 103:12

Él me protege y me rescata.
Salmo 91

Él entiende mis decepciones, aflicciones y debilidades.

Hebreos 2:17–18

Me da el poder para vivir como El.
Romanos 8:9–11; Filipenses 4:13

Se gozará en mí con alegría; se regocijará por mí, con cantos de júbilo.
Sofonías 3:17

Me enseña lo que es mejor para mí.
Isaías 48:17

Él me ayuda.

Isaías 41:10, 14; Salmo 118:13; Deuteronomio 33:26

Él me creó con un propósito especial y me ha diseñado para ser Su creación especial.

Salmo 139:13–14; Jeremías 1:5; Efesios 2:10

Él cumplirá Su propósito en mí.
Salmo 138:8; Filipenses 1:6

Su amor por mí es tan alto como los cielos sobre la tierra.

Salmo 103:11

El allana mi sendero.
Isaías 26:7

Él siempre está contigo.
Salmo 73:23

Él me guía con Su consejo.
Salmo 73:24

Me da sabiduría.
Santiago 1:5

Él cuenta todas mis lágrimas.
Salmo 56:8

Él satisface mi hambre y calma mi sed.
Juan 6:35

Él me guarda en Su mano.
Juan 10:27

Él me da vida abundante.
Juan 10:10

Él entregó Su vida por mí.
Juan 10:11

Él me da regalos buenos y perfectos.
Santiago 1:17

Él me escucha; oye mi clamor.
Salmo145:19

Él satisface mis deseos.
Salmo145:19; 37:4

Él tiene compasión de mí.
Salmo 145:9

Me guarda de tropezar.
Jeremías 4:22

Él me hace pura.
Ezequiel 36:25–26

Él me hace feliz.
Salmo 16:11; 36:8

Me ha hecho Su hija.
Romanos 8:14; Gálatas 4:5; 3:26

Él me ha dado plenitud en Cristo, estoy completa.
Colosenses 2:9–10

Me ha capacitado para compartir la herencia de los santos.
Colosenses 1:12

Me ha dado un hogar en el cielo.
Colosenses 1:13; Efesios 2:6

Ha hecho abundar en mí, todas las riquezas de Su gracia.
Efesios 1:8

El anhela darme lo mejor.
Isaías 1:19

Él se aflige en todas mis angustias.
Isaías 63:9

Él me levanta y me carga.
Isaías 63:14

Él me conduce a través de las profundidades y la oscuridad.
Isaías 50:10

Él dirige mis pasos.
Proverbios 20:24

Él decide perdonar mis pecados y los echa en lo profundo del mar.
Isaías 43:25, Miqueas 7:19

Él me ha dado una herencia más allá de mi imaginación.
Salmo 47:4; Efesios 1:18, Colosenses 1:12

Él me da fortaleza para servirle.
1 Pedro 4:11

Él se regocija por mí, como el esposo por la esposa.
Isaías 62:5

Nuestras emociones son fuertes ¿verdad que sí, damas? Nuestros corazones pueden engañarnos fácilmente. "Dios no me ama en realidad."

Pero Su verdad es más fuerte que nuestras emociones. Mantengámonos firmes en la realidad eterna del amor de nuestro Salvador por nosotros; recordemos que “En esto sabremos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de El en cualquier cosa en que nuestro corazón nos condene; porque Dios es mayor que nuestro corazón y sabe todas las cosas." (1 Juan 3:19–20)

Amada hija de Dios, eres perfectamente amada, y nada de este mundo ni del próximo puede cambiar esa verdad.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Pero los que esperan en Dios...
Aviva Nuestros Corazones
El campo de batalla de tu mente
Aviva Nuestros Corazones
¡Menos mal que Dios no es como yo...! (Parte 1)
Wendy Bello
Una pasión santa
Violeta Guerra
Para cuando te toca enfrentar a un gigante
Wendy Bello
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple