Menos palabras

00:00

Description

Cuando realmente creemos que Dios está obrando nos movemos en fe, actuamos sin que nada nos detenga.

“En las muchas palabras no falta el pecado; el que es prudente refrena sus labios.” – Proverbios 10: 19 RVC

“Cuando entres en la casa de Dios, abre los oídos y cierra la boca. El que presenta ofrendas a Dios sin pensar hace mal. No hagas promesas a la ligera y no te apresures a presentar tus asuntos delante de Dios. Después de todo, Dios está en el cielo, y tú estás aquí en la tierra. Por lo tanto, que sean pocas tus palabras. Demasiada actividad trae pesadillas; demasiadas palabras te hacen necio. Cuando le hagas una promesa a Dios, no tardes en cumplirla, porque a Dios no le agradan los necios. Cumple todas las promesas que le hagas. Es mejor no decir nada que hacer promesas y no cumplirlas. No dejes que tu boca te haga pecar, y no te defiendas ante el mensajero del templo al decir que la promesa que hiciste fue un error. Esa actitud enojaría a Dios y quizá destruya todo lo que has logrado.” – Eclesiastés 5: 1 - 6 NTV

Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta. Sin embargo, alguien dirá: «Tú tienes fe, y yo tengo obras». Pues bien, muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré la fe por mis obras. ¿Tú crees que hay un solo Dios? ¡Magnífico! También los demonios lo creen, y tiemblan.” – Santiago 2: 17 - 19 NVI

“Así dice el Señor a Ciro, su ungido, a quien tomó de la mano derecha para someter a su dominio las naciones y despojar de su armadura a los reyes, para abrir a su paso las puertas y dejar abiertas las entradas: Marcharé al frente de ti, y allanaré las montañas; haré pedazos las puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro. Te daré los tesoros de las tinieblas, y las riquezas guardadas en lugares secretos, para que sepas que yo soy el Señor, el Dios de Israel, que te llama por tu nombre.” – Isaías 45: 1 - 3 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

… en algo que alguien me enseñó: “Menos palabras más acción”; dicho de otra manera, habla menos y actúa más.

1. Es tiempo de no detenernos y hacer lo que hemos dicho. Es verdad que necesitamos fe para hablar la palabra de Dios, profetizar y declarar, pero nuestra fe se completa y cobra fuerza cuando le ponemos acción a la palabra que sale de nuestra boca.

2. Hay un tiempo de oración en el que ponemos todos nuestros anhelos, peticiones y planes delante del Señor, pero también hay momentos donde Dios dice: ¡Es hora de comenzar, no te detengas! Cuando eso sucede no tenemos otra opción sino avanzar.

3. La Biblia nos enseña que nuestras acciones demuestran nuestra fe. Cuando realmente creemos que Dios está obrando, nos movemos en fe, actuamos sin que nada nos detenga; no habrá obstáculo que no podamos soportar, prueba que no podamos pasar, ni barrera que nos pueda detener.

4. Dios marcha delante de nosotros, pero las puertas no se abrirán de lejos ni por arte de magia. Se van a abrir mientras caminemos, y cuando le pongamos acción a nuestras palabras podremos ver a Dios actuando poderosamente.

5. Muchas veces cuando comenzamos a caminar podemos sentir en algún momento que algo nos detiene, pero realmente nada aparece en el camino de las personas de fe para detenernos sino para fortalecernos mientras avanzamos.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Caminar por fe no es improvisar
Pastor Mao
Estar preparados
Pastor Mao
Poder negativo
Pastor Mao
La actitud correcta
Pastor Mao
Actitud correcta
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple