Memorizando la Palabra de Dios

Description

Saber muchos versículos de memoria no es lo que cambia nuestras vidas, sino lo que hacemos con lo que hemos memorizado.

Advertencia: Las autoridades han determinado que la memorización de las Escrituras puede ser peligrosa para su salud espiritual.

Un sabio cristiano cierta vez le preguntó a un joven estudiante de la Biblia cuánto había memorizado de la Palabra de Dios. El muchacho respondió que había aprendido de memoria 1.500 versículos.

–“¿Eso significa que podrías citar 1.500 versículos ahora mismo?”, inquirió el hombre, incrédulo.

–“Así es”, contestó el joven con evidente orgullo.

–“Ojalá pudieras citar sólo cinco versículos... pero también vivirlos”, respondió el primero. El muchacho sólo tenía conocimiento intelectual de las Escrituras, pero no las había aplicado a su corazón.

Hace muchos años el sacerdote de la villa de Kalonovaka, Rusia, comenzó a tenerle gran simpatía a un muchachito que recitaba las Escrituras con lo que aparentemente era mucha piedad. Ofreciéndole varios alicientes, el sacerdote consiguió enseñar al niño los cuatro Evangelios, e hizo que un día los recitara de corrido en la iglesia.

Después de sesenta años, todavía le gustaba recitar las Escrituras, pero en un contexto que hubiera horrorizado al viejo sacerdote. El alumno ejemplar que había memorizado tantos pasajes de la Biblia era Nikita Khruschev, el fallecido líder comunista soviético.

Juan W. Alexander, quien fuera presidente de la Cruzada Estudiantil para Cristo, nos hace la siguiente advertencia: "Hay muy pocos méritos en el mero proceso de memorización de la Escritura. Uno podría memorizar porciones voluminosas y ser ateo. Satanás memorizó lo suficiente como para poder usarlo cuando tentó a Jesús".

Y Alexander continúa diciendo que, sin embargo, "la memorización es útil cuando anhelamos que la Escritura llene de energía nuestra vida."

Advertencia: Las autoridades también han determinado que la memorización de las Escrituras puede aumentar considerablemente su vitalidad espiritual.

Entonces, mi amigo, ¿cuál es la diferencia entre la memorización superficial y la beneficiosa? Creo que la meditación y la oración.

Lo único que puede lograr la memorización en sí es aguzar nuestra capacidad intelectual. Pero la memorización acompañada de meditación nos ayuda a pensar en forma derecha en un mundo torcido.

La Biblia dice: "Y ahora hermanos... deseo decirles algo más: centren ustedes el pensamiento en lo que es verdadero, noble y justo. Piensen en lo que es puro, amable y honorable, y en las virtudes de los demás. Piensen en todo aquello por lo cual pueden alabar a Dios y estar contentos" (Filipenses 4:8 BD).

¿Cómo podemos pensar en lo que es puro cuando cada día somos confrontados por la impureza? Meditando expresamente en la Palabra de Dios.

No podemos leer la Biblia todo el día, pero siempre podemos meditar en los pasajes de la Escritura –si los hemos memorizado. Los estudios muestran que después de 24 horas, podemos recordar con exactitud el 5% de lo que oímos, el 15% de lo que leímos, el 35% de lo que estudiamos, pero el 100% de lo que memorizamos.

Permítame sugerirle cinco consejos para memorizar las Escrituras. Creo que han de serle útiles.

1. Lea el versículo al menos 10 veces.

2. Escríbalo 20 o 30 veces lentamente, pensando en cada palabra.

3. Trate de citarlo y practíquelo; debiera resultarle fácil.

4. Medite en él durante el día y repáselo en los días siguientes.

5. Comparta el versículo con otros en sus conversaciones.

Lo animo y aliento a que comience a memorizar pasajes de la Biblia –y a meditar en ellos. ¿Por qué no empieza esta misma semana? Pero recuerde la advertencia: el hacerlo puede cambiar su vida. ¿Le atrae la idea?

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El manual del dueño
Bryant Wright
¿Cómo escuchar la voz de Dios?
Aviva Nuestros Corazones
Escribe en tu Biblia
Nancy DeMoss Wolgemuth
Amigos de Dios
Luis Palau
Metamorfosis espiritual
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple