Mejorando nuestras relaciones

Description

El ejemplo de Jesús y de la iglesia primitiva debe ser la base de cualquier relación que tengamos.

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”, Juan 13:34-35

Las actitudes que tenemos determinan la clase de relación que establecemos con otros.

En medio de una cultura cada vez más centrada en sí misma, urge que nos volvamos a la relación comunitaria y al gran mandamiento bíblico de amar a otros. Fue el amor de unos a otros lo que destacó a la iglesia primitiva y es el mismo que debe estar presente en nuestra vida y destacar a una Maestra del Bien.

Es nuestras relaciones personales es importante:

Poner los intereses de otros por encima de los nuestros.

"Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros" (Filipenses 2:3-4).

Ser abiertas y honestas.

"Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros" (Efesios 4:25).

Exhortarnos unas a otras en amor.

"Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca" (Hebreos 10:24-25).

Aclarar nuestras diferencias.

"Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda" (Mateo 5:23-24).

Si queremos tener relaciones buenas y perdurables, armémonos del mismo pensamiento y sentir que hubo en Cristo Jesús, el cual, siendo Dios, se humilló a sí mismo haciéndose obediente a su Padre a cualquier costo, por lo cual Él también le exaltó hasta lo sumo y le dio un nombre honorable y respetable por encima de todos.

Oración: Padre bendito, permite que siguiendo estos consejos extraídos de tu Palabra podamos moldear nuestro carácter y establecer mejores relaciones. Confiamos que al igual que Cristo, tú honrarás nuestro testimonio y nos darás un buen nombre en nuestro círculo. En Cristo Jesús, amén.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cuatro preguntas que debes hacerte antes de confrontar una amiga
Aviva Nuestros Corazones
Hiriéndonos los unos a los otros
Aviva Nuestros Corazones
Conexiones (Parte 3): Se Trata de Otros
Roberto Bautista
Lo que siembras… cosechas
Héctor Teme
Una dulce relación
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple