;

"Matando el tiempo"

00:00

Description

Damos vida al tiempo cuando nuestro enfoque está en hacer lo que se debe.

Los padres de Jesús subían todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua. Cuando cumplió doce años, fueron allá según era la costumbre. Terminada la fiesta, emprendieron el viaje de regreso, pero el niño Jesús se había quedado en Jerusalén, sin que sus padres se dieran cuenta. Ellos, pensando que él estaba entre el grupo de viajeros, hicieron un día de camino mientras lo buscaban entre los parientes y conocidos. Al no encontrarlo, volvieron a Jerusalén en busca de él. Al cabo de tres días lo encontraron en el templo, sentado entre los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían se asombraban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando lo vieron sus padres, se quedaron admirados. —Hijo, ¿por qué te has portado así con nosotros? —le dijo su madre—. ¡Mira que tu padre y yo te hemos estado buscando angustiados! —¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre? Pero ellos no entendieron lo que les decía. Así que Jesús bajó con sus padres a Nazaret y vivió sujeto a ellos. Pero su madre conservaba todas estas cosas en el corazón. Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente.” – Lucas 2: 41 – 52 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en que una vez alguien me dijo:  Aquí estoy pastor, “matando el tiempo”, y eso me hizo recordar que “no podemos matar el tiempo sin herir la eternidad”.

1. Se necesita sabiduría para sacar provecho de todo lo que hacemos. Podríamos decir que el tiempo se mata cuando se gasta sin sentido o cuando simplemente dejamos pasar el tiempo y no accionamos.

2. Muchas veces hemos escuchado frases como estas: “El tiempo lo dirá” o “El tiempo lo sana todo”. La realidad es que el tiempo solo avanza, pero Dios es quien obra en medio del tiempo teniendo control de todas las cosas.

3. Damos vida al tiempo cuando nuestro enfoque está en hacer lo que se debe. La buena administración del tiempo trae en nosotros progreso, eficiencia y efectividad en todo lo que hacemos.

4. No hay nada mejor que tener en nuestro corazón la convicción de que hicimos en todo tiempo lo que debíamos hacer. Es incómodo convivir con el sin sabor de querer recuperar el tiempo perdido y no poder hacerlo.

5. La vida de Jesús nos enseña que, desde que él era pequeño, siempre fue entendido de los tiempos. Por eso de manera sabia supo aprovechar cada momento, incluso cuando se fue al templo sin decirle nada a José y a María.

Related
Enfrentando el cambio
Sixto Porras
El tiempo perfecto
Pastor Mao
Cuando llegue el tiempo
Pastor Mao
Nuevos tiempos
Pastor Mao
Despojarnos
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple