Maquillando la Novia: por qué necesitas una mentora

Description

Hay una boda que se aproxima, un Novio que viene en busca de Su Novia… ¿Estás ayudándola a prepararse para ese día?

Estos últimos días han llegado cargados de bodas y más bodas… Jamás había sido dama en una boda hasta que le llegó el turno de casarse, a mi mejor amiga. Por lo general a las mujeres nos encantan las bodas, por diseño estamos listas para ayudar, maquillar, preparar, aconsejar a la novia y conseguir que todo lo que sea necesario esté listo en ese momento… ¡Ah! ese momento (suspiro) muchas lloramos cuando los novios por fin dicen ‘acepto’...

Nos olvidamos de todo, solo queremos que la novia esté hermosa y que ese instante sea perfecto... Creo que en el fondo lo que hace tan sublime ese momento es el anhelo de nuestro espíritu por el día de las Bodas del Cordero, cuando nuestro Príncipe venga por nosotras, Su Iglesia, Su Novia. ¿No quisieras ser parte de los preparativos de esa boda? ¿Ayudar a la novia a estar tan hermosa como sea posible?

Te tengo una buena noticia ¡Dios quiere que así sea! Quizás nunca has visto al ministerio de damas de tu iglesia como las "damas de honor” pero justo eso son y en esta boda, todas somos damas y todas somos la Novia. Nuestra función como equipo es  alistarnos las unas a las otras... Vestidas de blanco-santidad para ver a nuestro Amado.

¡No tienes que peinarte sola! Yo luché por mucho tiempo con la realidad de prepararme "sola" para esta boda... Me pintaba una uña y se me dañaba la otra... No podía subirme el zipper que cerraba una vida de pecados ocultos que al igual que mi espalda, no podía ver.  Necesitaba alguien más preparada que yo que supiera cómo hacer ciertas cosas y que estuviera dispuesta a ayudarme, como una dama de honor... Y Dios que es grande en misericordia, me envió a quien es hoy mi mentora, y puedo afirmar que no sabía lo mucho que la necesitaba hasta que ella llegó a mi vida...

Quizás tú estás pasando trabajo con tu vida espiritual, cuando solo necesitas alguien que vaya a tu lado y te sostenga la cola del vestido...Te tengo una buena noticia ¡No estás sola! Y posiblemente ya sea hora de que comiences a caminar acompañada... ¡No hay mayor gozo que prepararnos unas a otras en amor para nuestro encuentro con el Novio!

La realidad es que ya sea que pensemos mucho en eso o nunca lo hagamos, hay una boda que se aproxima, un Novio que viene en busca de Su Novia… ¿Estás ayudándola a prepararse para ese día?

Cristo es nuestro amado y como mujeres estamos llamadas a prepararnos las unas a las otras vestidas de la gracia de Cristo, te animo a ser parte del hermoso plan de Dios de usar, además de Su Espíritu y de Su Palabra, toda una comunidad de mujeres para alistarnos.

Por Clara Nathalie Sánchez Díaz

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Bajo el cristianismo
Bryant Wright
¿Existe alguna diferencia?
Aviva Nuestros Corazones
La búsqueda de santidad
Dr. Charles Stanley
Veinticinco centavos en cada ocasión
Nancy DeMoss Wolgemuth
Moralmente puras
Nancy DeMoss Wolgemuth
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple