;

Mantén tu sueño vivo

Description

Si las circunstancias no acaban con el soñador, tampoco pueden acabar con el sueño.

La recuperación comienza cuando ponemos toda nuestra valentía en acción, para vivir, soñar y confiar una vez más en el futuro. Si la devastación no mata al soñador, tampoco mata el sueño.

La valentía en acción viene de confiar en las promesas y órdenes que Dios nos da para bendecirnos a nosotros mismos y ser de bendición para otros. Este ejemplo es muy claro cuando Dios le ordena a Josué que sea valiente para llevar a su pueblo a la tierra prometida. Josué 1:6-9:

"Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados. Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te ordenó. No te apartes de ella para nada; solo así tendrás éxito dondequiera que vayas. Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas. "

¡Qué maravillosa promesa!

No todo lo que soñamos viene de Dios, debemos tener cuidado en la interpretación de nuestros sueños. Únicamente el Espíritu Santo nos da la capacidad de discernir la voluntad de Dios. Cuando analizamos la vida de José en el Antiguo Testamento, vemos que sus sueños provenían de Dios, porque cada acción que José tomó venía acompañada de la presencia del Señor. Génesis 39:20-23:

"Pero aun en la cárcel el Señor estaba con él y no dejó de mostrarle su amor. Hizo que se ganara la confianza del guardia de la cárcel, el cual puso a José a cargo de todos los prisioneros y de todo lo que allí se hacía. Como el Señor estaba con José y hacía prosperar todo lo que él hacía."

Así que no dejes de soñar y ser valiente; pide a Dios que te confirme si los sueños provienen de él y pide también la valentía para llevar tus sueños a cabo y logres aquello que Él ya te dio cuando te escogió como su hija o hijo.

Recuerda: Reajustar nuestra actitud frente a las dificultades puede transformar nuestras pérdidas y dolor en un final feliz y lleno de aprendizaje.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Rescatado de la inmunda
El Lugar de Su Presencia
La manera como Dios obra
Dr. Charles Stanley
Desde lo alto
Pastor Mao
El currículum de un elegido de Dios
Ezequiel Fattore
Una persona con Dios es siempre mayoría
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple