Los grandes sueños

Description

Jesús limitó su tiempo en la Tierra para ahora seguir haciendo sus grandes obras a través de nosotros.

Cuando tenía unos 17 años y había comenzado a darle la importancia debida a la Palabra de Dios, un versículo en la Biblia comenzó a incomodarme. Me resultaba difícil aceptar esa verdad. Incluso me tomé el trabajo de compararlo con otras traducciones para ver si podía encontrar una mejor interpretación. Sin embargo en cada versión las palabras son esencialmente las mismas.

Jesucristo declara: "El que cree en mí, las obras que yo hago, también él las hará; y aun hará mayores que éstas, porque yo voy al Padre" (Juan 14:12). 

Es una promesa magnífica, casi increíble, pero veraz. Es una promesa hecha por el mismo Señor Jesús y, por lo tanto, es segura. ¿La ha experimentado usted en su vida?

Puedo recordar qué frustrado me sentía cuando muchacho, pensando en la evangelización de los no-cristianos. "Señor, hay millones sólo en este país –me decía yo– y sin embargo, domingo tras domingo nos sentamos aquí, las mismas personas haciendo lo mismo. ¡Tenemos que alcanzar a los perdidos!" 

Así que con varios de mis amigos empezamos a orar. "Señor, queremos salir de aquí. Haz algo, Señor. Úsanos". Y lentamente en mi corazón y en el corazón de los otros comenzó a nacer una visión. Era la visión de ganar a millones para Cristo.

Algunos de mis sueños eran tan descabellados que no los comenté con nadie más que con mi madre; y ni siquiera con ella los compartí todos. Mamá nos alentaba, diciendo: "Vamos, ustedes no necesitan una revelación especial de Dios para ir a alcanzar a los perdidos. Hace siglos él dejó la gran comisión de anunciar las buenas nuevas a todo el mundo. Así que vayan. No se queden esperando más instrucciones".

De manera que empezamos a evangelizar –lentamente. Ahora no puedo sino maravillarme al recordar cómo el Señor ha hecho realidad tantos de nuestros grandes sueños... y en poco más de 20 años. Y alabamos a Dios por lo que ha sucedido.

Cuando Jesucristo estuvo aquí en la tierra, antes de morir y resucitar de entre los muertos para salvarnos, deliberadamente limitó su ministerio a tres años (un tiempo breve) en Palestina (una pequeña zona).

Hoy Cristo te llama a soñar grandes sueños, porque todo aquel que cree en él puede hacer las grandes obras que él hizo. ¿Cómo puede ser posible?

En primer lugar, Dios envió al Espíritu Santo para que viviera en nuestro ser, entonces, ahora Cristo hace su obra a través de nosotros.

En segundo lugar, Cristo condicionó su promesa. "El que cree en mí, las obras que yo hago, también él las hará". El Señor nos desafía a tener fe, no necesariamente más fe, sino fe en él. Una fe continua. ¿Ha cesado de ver grandes cosas en su vida? Tal vez haya usted dejado de creer que Dios aún puede obrar en nuestra generación de manera poderosa. 

¿Qué es lo que limita a Dios aquí en la tierra? ¿Acaso Dios es incapaz de hacer que los corazones de millares y millones se vuelvan a él? ¿Acaso no puede producir un avivamiento en las iglesias? ¿Acaso no puede hacer que millares de corazones se acerquen a él? ¿Acaso no puede hacer que las llamas del avivamiento se extiendan en todo un continente y en el mundo? Por supuesto que puede hacerlo. 

Sin embargo prefirió limitar su obra; decidió limitarla a todo aquello que le confiamos para que haga por medio de nosotros.

Comience a tener como principal motivo de oración grandes sueños para alcanzar a los perdidos con el mensaje de Jesucristo. Empiece a soñar grandes sueños para Dios y prepárese para recibir la respuesta divina.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Equipado para servir
Dr. Charles Stanley
Cómo servir a Dios
Dr. Charles Stanley
El poder para profesar a Cristo
John Piper
El ministerio y el temor al hombre
John Piper
¡Contagioso!
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple