;

Los extremos de las actitudes

Description

Si la pobreza no lo proporciona y el dinero no lo puede comprar, ¿cómo podemos lograr el contentamiento?

“Pero la piedad, en efecto, es un medio de gran ganancia cuando va acompañada de contentamiento”, 1 Timoteo 6:6

Hay muchas personas que aparentemente tienen poca o ninguna consideración por las posesiones materiales. Aceptan la pobreza como condición de vida normal y su principal preocupación es donde van a dormir cada noche.

¿Están viviendo vidas de satisfacción? Difícilmente, porque esa descripción se ajusta adecuadamente a las personas sin hogar que se encuentran en las ciudades de nuestro país. Este es un extremo.

Por el contrario, están los ricos que tienen lo mejor que nuestra sociedad tiene que ofrecer a su disposición. Sus hogares son el lujo de la comunidad, sus casas de verano son en realidad hoteles pequeños y sus carros son más caros que la mayoría de las casas de las familias. ¿Pero su abundancia garantiza la satisfacción?

Tomando en cuenta la cantidad de alcohol que consumen muchos de ellos, además de los terapeutas que ven y los tranquilizantes que muchos de ellos toman, es difícil imaginar que este grupo esté más contento que el que describí de primero.

Si la pobreza no lo proporciona y el dinero no lo puede comprar, ¿cómo puedes estar contento?

"No me des pobreza ni riqueza; dame a comer mi porción de pan, no sea que me sacie y te niegue, y diga: ¿Quién es el Señor?, o que sea menesteroso y robe, y profane el nombre de mi Dios" (Proverbios 30: 8-9).

El estar contento es conocer el plan de Dios para tu vida, tener la convicción de vivirlo y creer que la paz de Dios es más grande que cualquier problema.


Lectura Bíblica Diaria:

1 Reyes 4, 10:14-29

2 Crónicas 1:14-17, 9:13-28

Salmo 72

Related
Seis pasos para tomar decisiones bíblicas
Pastor Rick Warren
La obediencia en la vida del creyente
Dr. Charles Stanley
El principio de las primicias
Rey Matos
Testimonio "material"
Larry Burkett
Dos formas de ver la riqueza
Larry Burkett
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple