Lo que aprendí cuando visité la casa de Corrie ten Boom

Description

Conoce la historia de Corrie ten Boom y descubre lo que una sola mujer es capaz de lograr por amor a Dios.

Tuve el privilegio de visitar el famoso escondite de Corrie ten Boom en Haarlem, Holanda. En caso de que no conozcas la increíble historia de Corrie, déjame contártela.

Corrie ten Boom y su familia eran relojeros en Haarlem, Holanda, durante la Segunda Guerra Mundial. Como cristianos fuertes, ellos entusiastamente pusieron sus vidas en peligro trabajando encubierto en un intento de ayudar a los judíos a escapar de la persecución de los nazis. Corrie no tenía idea de lo que su fidelidad a Dios le costaría, pero estaba dispuesta a servirle sin importar el precio.

La voz se regó a lo largo de Haarlem acerca del trabajo encubierto que Corrie estaba haciendo. Los nazis se volvieron cada vez más sospechosos y enojados con toda la familia Ten Boom.

Una noche, los nazis inesperadamente se presentaron en su casa y enérgicamente buscaron por todas partes con la esperanza de encontrar judíos ocultos. Pero los Ten Boom tenían un plan increíble en acción. Habían construido un escondite secreto en su casa mediante la adición de una pared falsa delante de otra, creando un área muy pequeña para que la gente se escondiera en su interior. Esa habitación recibió el nombre de "el escondite".

Cuando los Ten Boom oyeron a los nazis que venían, inmediatamente pusieron seis personas al interior del escondite y cerraron la entrada secreta lo que hacía parecer como si no hubiese nadie en la habitación.

Los guardias que buscaban en la casa eran extremadamente crueles. No tenían piedad y trataban a los judíos (o a cualquier persona que ayudara a los judíos) en las formas más inhumanas y tortuosas. Los judíos que se escondían en el lugar secreto literalmente se escondían por sus vidas.

Después de lo que debió haber parecido una eternidad, los nazis abandonaron su búsqueda. Fueron incapaces de encontrar a los judíos ocultos en las paredes. Pero en lugar de irse con las manos vacías, decidieron arrestar a Corrie, junto con toda su familia, y llevarlos a la cárcel. 

Un sacrificio voluntario

Corrie fue enviada a un campo de concentración horrendo, junto con su hermana mayor Betsie. Ambas soportaron más dolor, sufrimiento y trato cruel que lo que cualquiera de nosotras hayamos experimentado o vayamos a experimentar en nuestras vidas.

Lo que me sorprende sobre la vida de Corrie es que debido a su amor por Jesús y gran pasión por el Evangelio, ella voluntariamente se puso a sí misma en la línea de peligro. Ella sabía exactamente cuál era su propósito en la tierra y estaba dispuesta a dar su vida por ello. Ella era una mujer que entendía que el Cielo era su verdadero hogar y vivió con esa mentalidad eterna a través de toda su vida.

Por la gracia de Dios, Corrie fue finalmente liberada del campo de concentración. Ella pasó a servir a Dios de maneras asombrosas el resto de su vida.

De pie en el escondite

Cuando estaba en Haarlem visitando la casa de Corrie, tuve la oportunidad de arrastrarme por el pasadizo secreto y me paré en el escondite donde Corrie y su familia escondían a los judíos. Mientras estaba allí, yo no podía creer que gente real, de verdad se escondió en ese pequeño espacio temiendo por sus vidas.

Asimismo, no podía creer que Corrie, una mujer al igual que cada una de nosotras, sacrificó voluntariamente su libertad y comodidad para el bien de Cristo y Su Reino.

Esto es lo que esta experiencia me ha enseñado.

1. Tener una visión

Corrie Ten Boom tuvo una visión para su vida y puso toda su energía en esa visión. Como cristiana, comprendió que la vida en la tierra es muy corta y sólo lo que está hecho por Cristo permanece.

Necesitamos tener la misma visión clara para nuestras vidas. Nosotras deberíamos vivir para Cristo con nuestro hogar eterno (el cielo) en mente. Al final, eso es realmente todo lo que importa. Nuestros hogares terrenales pasarán y vamos a pasar el resto de nuestras vidas con Jesús en el Cielo.

2. Vive lo que crees

Corrie estuvo dispuesta a poner por obra lo que ella creía. Ella se llamaba a sí misma una seguidora de Cristo y se aseguró de que su compromiso fuera algo más que palabras. Ella activamente buscó maneras de servir a Dios y puso las palabras en acción.

Ella no se limitó a llamarse a sí misma cristiana y luego vivir por sus propios placeres. Ella se llamó a sí misma cristiana y se aseguró de que sus acciones demostraran que eso era verdad. Lamentablemente, la mayoría de nosotras hablamos mucho más de lo que hacemos. Nosotras decimos que somos cristianas, pero nuestras vidas no reflejan esa realidad. ¡Corrie me hizo desear vivir lo que creo!

3. Aprender de mujeres de fe

Corrie ten Boom era una increíble mujer de Dios de la que cada una de nosotras podría aprender mucho. Ella tiene docenas de libros, grabaciones de audio, vídeos y películas que detallan la historia de su vida. Yo te animo a comprar su libro The Hiding Place (El Refugio Secreto) y aprender de la historia de su vida. Ella tiene mucho que ofrecernos como mujeres jóvenes y debemos tomar ventaja de ello.

Elige uno

Me gustaría desafiarte a pensar a través de estas tres lecciones de la vida de Corrie. Elige una para trabajar en ella.

  • ¿Vas a crear una visión de tu vida?
  • ¿Vas a vivir lo que crees?
  • ¿Vas a aprender de mujeres de la fe, a partir de la historia de Corrie enEl Refugio Secreto?

Por Bethany Baird

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cuando aceptamos la invitación de Dios
Dr. Charles Stanley
Cómo calculas el costo antes de comprometerte
Pastor Rick Warren
Seis pasos para tomar decisiones bíblicas
Pastor Rick Warren
El ladrón de sueños
Wendy Bello
Ella fue muy pequeña, pero Él es GRANDE
Wendy Bello
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple