Libérate de errores y vive

Description

Puedes soñar tan alto como te sea posible, pero no olvides que sobre todo el plan de Dios seguirá vigente en ti.

"Con sabiduría se edificará la casa, y con prudencia se afirmará" – Proverbios 24:3

¿Qué se te ocurre cuando imaginas el futuro? Lo puedo adivinar: una carrera profesional terminada, un buen puesto de trabajo con buen salario, apartamento bien amoblado en el mejor sitio de la cuidad, auto 0 Km para ir a visitar a tus padres, vacaciones en los lugares más exóticos del planeta y un chico guapo a tu lado.

Si bien no todas, por lo menos alguna de las anteriores opciones tendrás en mente. Pero, ¿y si nada de esto pasa? ¿Y si te equivocas? ¿Si nada sale conforme al plan? ¿Y si Dios te cambia los planes?

Si quieres construir una casa, primero  planeas cómo construirla, buscas todos los elementos que emplearás en la construcción, te aseguras de que no hayan errores y luego te pones manos a la obra. Aunque puedas no tener en cuenta todos los detalles y cometas errores, la casa quedará conforme a tu plan.

Pero en la vida, a veces hasta teniendo en cuenta los detalles menos pensados, las cosas pueden dar un vuelco que no tenías previsto en lo más mínimo, una mudanza, un desastre natural, una enfermedad o tantas cosas que en el camino pudieran ocurrir. Es por eso que no puedes estar cien por ciento segura de que todo lo que planees para tu futuro pueda darse exactamente igual.

Dios no nos promete que todo lo que deseamos en la vida se puede cumplir, aunque sean los sueños más nobles y quieras dejarlo todo para ser misionera. Dios solamente nos anima con que sus pensamientos son más altos que los nuestros, y nos promete que Él tiene planes de bien y no de mal para darnos un fruto y una esperanza.

Posiblemente uno de los frutos a los que se refiere Dios aquí sea el fruto de la sabiduría. Al ser jovencitas estamos llenas de sueños, metas, sentimos que nada nos puede detener, pero debemos admitir que también somos inexpertas.
La sabiduría viene con la experiencia y se hace notoria con los años. Debes plantarla ahora, cuanto más rápido la apliques, mejor. Si eres necia y retrasas el crecimiento de la prudencia en ti, lo más certero es que en unos cuantos años estés arrepentida.

Dios quiere darte un fruto bueno, y no hay algo mejor que tener la satisfacción de haber hecho lo correcto. Sea que tu vida dé un giro de 360°, si se cumplen o no tus sueños de oro, tus pasos serán firmes porque aplicas discernimiento.

"Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello." – Santiago 4:15

Cada paso que des, cada nuevo cumpleaños, cada etapa de tu vida, está determinada por la voluntad de Dios. Si Dios te permite terminarás tu carrera, recorrerás el mundo o serás misionera; puedes soñar tan alto como te sea posible, pero no olvides que sobre todo esto el plan de Dios seguirá vigente en ti.

No te equivoques. No puedes controlar tu futuro, pero sí puedes liberarte de los fracasos futuros. Si pones en tu corazón el consejo de Dios y te aseguras de tomar el mejor camino, cultivarás mañana los hábitos de hoy, mirarás con la frente en alto, caminarás con paso seguro y tendrás la aprobación de Dios en todo lo que hagas.

¿Estás preparada para abrazar la sabiduría de Dios más que cualquier otra cosa? Prepárate, porque es el camino menos pensado, pero el más emocionante. Anhela lo mejor y abraza el consejo.

Vive con estas máximas en tu corazón y tendrás la aprobación de Dios y de la gente, siempre.

Por Angélica Jiménez

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Voy a soñar como si todo fuese posible
Andrés Corson
¿Qué van a ser tus hijos cuando sean grandes?
Dr. Andrés Panasiuk
Comenzando de la mejor manera
Pastor Mao
Trazando planes
Pastor Mao
El éxito y la Biblia
Dr. Andrés Panasiuk
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple