Libérate

Description

No podemos solucionar nuestra condición de pecadores con acciones personales.

“Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago”, Romanos 7:15

Un hombre de mediana edad se me acercó después de un taller que lideré donde él trabajaba y me preguntó: “He sido creyente casi toda la vida, pero mi manera de actuar me decepciona permanentemente. ¿Por qué parece que sigo haciendo siempre lo que no quiero y nunca hago lo que sé que debo? ¿Dios se está cansando de mí?” Otros dos hombres que estaban cerca también parecían interesados en escuchar la respuesta.

Esta es una lucha habitual que aun el apóstol Pablo experimentaba: “Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago” (Romanos 7:15).

Pero hay buenas noticias: No tenemos que seguir en esa trampa del desánimo. Parafraseando lo que Pablo escribe en Romanos 8, la clave es dejar de ocuparnos de la ley y empezar a concentrarnos en Jesús.

No podemos solucionar nuestra condición de pecadores con acciones personales. La respuesta no es “esforzarse para cumplir las normas”, sino enfocarse en Aquel que nos muestra Su misericordia y colaborar con el Espíritu que nos transforma.

Concentrarnos en la ley nos recuerda permanentemente que no podemos ser suficientemente buenos para merecer la gracia de Dios. Cuando llenamos nuestra mente de Cristo, nos parecemos cada vez más a Él.

Señor, ayúdame a depender de tu gracia para que me transformes.

Por: Randy Kilgore

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios es padre
Jonathan Domingo
Una Nueva Sociedad: Superioridad
Jonathan Domingo
Una Nueva Sociedad: Muerte
Jonathan Domingo
Emigrante e inmigrante
Wendy Bello
Las fuentes de la salvación
Ministerios Nuestro Pan Diario
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple