Las necesidades no satisfechas

Description

En este revelador mensaje, el Dr. Stanley nos ayuda a entender por qué en ocasiones Dios no atiende nuestras necesidades inmediatamente.

Leer Salmo 84:11, 12

Si Dios ha prometido satisfacer nuestras necesidades y tiene el poder para hacerlo, entonces, ¿por qué no las atiende siempre de inmediato?

Notemos que en el pasaje de hoy la promesa de Dios tiene una condición (v. 11). Por tanto, si Dios no está satisfaciendo nuestras necesidades como creemos que debería, es porque tiene un plan diferente, o porque algo en nuestra vida lo está impidiendo.

El pecado. El pecado es una de las razones por la que es posible que nuestras oraciones no sean respondidas. Si Dios ignorara la desobediencia y nos concediera lo que le pedimos, estaría aprobando un estilo de vida pecaminoso.

La holgazanería. Aunque el Señor es la fuente final de todo lo que tenemos, Él nos ha dado la responsabilidad de trabajar para satisfacer nuestras necesidades básicas (2 Tesalonicenses 3:10, 11). Si usted es una persona capaz de trabajar, pero no está dispuesto a hacerlo, Dios no reforzará su desidia.

Los deseos. Es posible que el Señor no le haya dado lo que usted esperaba porque sus “necesidades” son, en realidad, deseos. Si Dios ve que sus deseos serán un impedimento para cumplir lo que quiere para usted, es posible que le diga “no”, porque tiene un “sí” que es mucho mejor.

Para evitar sentirse decepcionado, recuerde que las acciones y la identidad de Dios siempre coinciden. Él no premiará el pecado; y sus respuestas a la oración tendrán el propósito de conformarnos a la imagen de Cristo. Por eso, si Él no le ha dado lo que considera indispensable, es porque está preparando una bendición mucho mejor para usted.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿Qué hacer mientras esperas en El Señor?
Pastor Rick Warren
Nuestro Dios de las promesas
Dr. Charles Stanley
En tu lucha, el amor y la misericordia de Dios continúa
Pastor Rick Warren
¡Menos mal que Dios no es como yo...! (Parte 1)
Wendy Bello
Incomparable
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple