Las fuerzas para mantenerse firme

Description

Como soldados que se preparan cada día para la batalla, los creyentes necesitamos un suministro diario para afrontar al enemigo.

Leer Efesios 3:14-21

Sabemos quién es nuestro enemigo y podemos incluso estar vestidos para la batalla (Efesios 6:11). Pero no siempre nos sentimos preparados debido a que nuestras debilidades parecen grandes y nuestras fuerzas pequeñas.

Para mantenernos firmes en esta vida, necesitamos el poder de nuestro Señor actuando en nosotros, lo cual requiere oración seria y continua (v. 18). Si nos comunicamos con el Padre celestial, el Espíritu Santo nos dará discernimiento para que podamos reconocer las verdades en cuanto a la guerra espiritual y las tácticas del adversario (1 Corintios 2:14). Comenzar cada mañana con el Señor nos dará las fuerzas para permanecer firmes para Cristo, sin importar lo que nos tenga reservado el día.

La oración es un elemento esencial para nuestra protección contra el diablo. Si no somos personas de oración —es decir, si no buscamos la dirección de Dios y olvidamos ponernos su armadura cada día— seremos derrotados. Nuestro discernimiento y nuestra visión sin el Señor son demasiado limitados, y el enemigo es demasiado poderoso para que lo enfrentemos solos. No obstante, Romanos 8:37 nos dice que, con Dios, seremos más que vencedores. Él nos preparará si nos acercamos a Él por medio de la oración, escuchamos sus instrucciones y seguimos adelante con obediencia.

El enemigo le teme a las oraciones que se hacen por medio de la fe en Jesucristo, porque no tiene ninguna defensa contra ellas. La oración perseverante nos fortalece y aplasta el poder de Satanás (Santiago 4:7). Caiga de rodillas en oración ante el Señor y vea lo que pasa.

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La armadura de Dios
Andrés Corson
No enfrentes al enemigo en su territorio
Andrés Corson
En sus marcas, listos — espera
Pastor Rick Warren
La paz: el destructor de la preocupación
Pastor Rick Warren
Escudo de la fe: protección que el dinero no puede comprar
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple