;

Ladrón del tiempo y el propósito

00:00

Description

La duda puede transformarse en un pecado si nos aleja de Dios y si nos hace caer en el escepticismo y la dureza de un corazón incrédulo.

Entonces ellos le preguntaron:

—¿Dónde está Sara, tu esposa?

—Allí en la carpa —les respondió.

—Dentro de un año volveré a verte —dijo uno de ellos—, y para entonces tu esposa Sara tendrá un hijo.

Sara estaba escuchando a la entrada de la carpa, a espaldas del que hablaba. Abraham y Sara eran ya bastante ancianos, y Sara ya había dejado de menstruar. Por eso, Sara se rio y pensó: «¿Acaso voy a tener este placer, ahora que ya estoy consumida y mi esposo es tan viejo?» Pero el Señor le dijo a Abraham: ¿Por qué se ríe Sara? ¿No cree que podrá tener un hijo en su vejez? ¿Acaso hay algo imposible para el Señor? El año que viene volveré a visitarte en esta fecha, y para entonces Sara habrá tenido un hijo. Sara, por su parte, tuvo miedo y mintió al decirle: Yo no me estaba riendo. Pero el Señor le replicó: Sí te reíste.” – Génesis 18: 9-15 NVI

"Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido. Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar.” – Hebreos 11:11-12 RVR1960

"Jesús los miró fijamente y dijo: — Humanamente hablando, es imposible, pero no para Dios. Con Dios, todo es posible." – Marcos 10:27 NTV

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en cómo vencer la duda para que no nos robe el tiempo. Quizás hemos buscado los medios, métodos y consejos para superarla, pero el tiempo avanza y aún no hemos podido.

1. La duda es propia de las personas perfeccionistas que temen cometer algún error y que pierden la consciencia de que equivocarse es de humanos y no es falta de fe. Las equivocaciones no pueden abrir puertas a las dudas, ellas solo manifiestan quienes somos y el sometimiento que tenemos a Dios, aunque tengamos que equivocarnos.

2. En la Biblia, muchos personajes considerados gigantes de la fe tuvieron momentos de duda, cosas inusuales y poco comunes por las cuales tuvieron que atravesar. Que hayan tenido duda no significa que tuvieran menos fe, simplemente existieron situaciones en sus vidas que desafiaron su fe de manera nueva y que gracias a eso pudieron ser llevados a otros niveles.

3. A Dios no le importa nuestra duda mientras ella nos lleve a confiar más en él. En la medida que genuinamente busquemos más a Dios para una salida o solución en medio de nuestras dudas, encontraremos la fuerza para creer en él, aprendiendo y descubriendo nuevas cosas.

4. Las situaciones difíciles nos permiten vivir una mejor experiencia y una mayor intimidad con Dios. Se convierten en un reto y desafío que finalmente son los escalones que necesitamos para subir más a su presencia y aprovechar de manera sabia el tiempo.

5. La duda puede transformarse en un pecado si nos aleja de Dios y si nos hace caer en el escepticismo y la dureza de un corazón incrédulo. Así le ocurrió a Sara cuando se rio de la promesa que Dios tenía para su vida, había miedo en su corazón por su edad y su condición estéril, pero su duda fue erradicada de su vida a través del cumplimiento de la promesa que Dios había dado.

Related
Enfrentando el cambio
Sixto Porras
Sigue soñando
Pastor Mao
El tiempo perfecto
Pastor Mao
Cuando llegue el tiempo
Pastor Mao
Combatiendo la duda
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple