Labrando la Tierra del Corazón: Agradecimiento

Description

Es importante entender que la Biblia no sugiere que demos gracias, sino que nos ordena que siempre estemos agradecidos.

Pasaje Bíblico: “Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre” Salmo 107:1

El agradecimiento es una de las herramientas más poderosas para hacer que nuestros corazones sean una tierra blanda a la semilla de la palabra de Dios y para que estén llenos de abundante alegría. El agradecimiento alinea nuestros pensamientos y emociones con la realidad de la bondad de Dios en un mundo forjado con mentiras sobre el carácter de Dios. El agradecimiento engendra alegría y confianza en lugar de negatividad y de hacernos sentir que tenemos derechos. Con cada declaración de agradecimiento, cavas una pala en la dura tierra rocosa de tu corazón y la remueves hasta que se vuelve receptiva a la plenitud de Dios y se llena con el fruto del Espíritu.

La Biblia está cargada de mandamientos para ser agradecidos. Efesios 5:20 dice: “… dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo”. Filipenses 4:6 nos dice: “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias”.  Pero mi mandamiento favorito sobre el agradecimiento está en el Salmo 107:1: “Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre”.

Verás, es importante entender que la Biblia no sugiere que demos gracias, sino que nos ordena que siempre estemos agradecidos. Y en el mandamiento Dios revela su corazón. Aprendemos en el Salmo 107 que nuestro agradecimiento debe ser una respuesta al amor constante de nuestro Padre celestial. El agradecimiento debe ser el desborde de nuestra alma al recordar, encontrar y reflexionar sobre cómo nuestro Dios es abundantemente fiel y está lleno de amor incondicional por nosotros.

Solía ​​leer las porciones bíblicas que me ordenaban agradecer y pensaba: “Lo siento Dios, sé que necesito ser más agradecido. Sé que tengo tanto y soy tan amado. Lo siento por no agradecerte más”.

Pero después de meditar en el Salmo 107:1, me di cuenta de que mi falta de agradecimiento es un síntoma de no pasar tiempo suficiente para descubrir el maravilloso carácter de Dios y que no era un problema central en sí mismo. Labrar la tierra de mi corazón a través del agradecimiento requiere que dedique tiempo para simplemente experimentar la bondad y el amor de Dios. Como todo lo que hace es por gracia, mi respuesta natural a su carácter siempre será de agradecimiento.

Tómate hoy un tiempo para reflexionar sobre el carácter fiel y amoroso de tu Padre celestial. Permite que su bondad haga que el agradecimiento brote dentro de ti. Que tu tiempo con la guía de oración se llene de un encuentro transformador con Dios y cultive una buena tierra que dé el fruto de una vida abundante.          

Guía de Oración:

1. Reflexiona sobre el carácter fiel y amoroso de tu Padre celestial.

“¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado? El Señor es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable” – Isaías 40:28

“El camino de Dios es perfecto; la palabra del Señor es intachable. Escudo es Dios a los que en él se refugian” – Salmo 18:30

“Alaba, alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo nombre. Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión; él colma de bienes tu vida y te rejuvenece como a las águilas” – Salmo 103:1-5

2. Ahora responde al carácter de Dios con agradecimiento. Toma la Biblia y agradece a Dios quién es él. Mira tu vida y agradece a Dios por cualquier buen regalo que te haya dado. Permite que su bondad despierte el agradecimiento dentro de ti.

“Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre” Salmo 107:1

3. ¿Qué cambió en tu corazón cuando te comenzaste a ser agradecido? Toma nota del poder que tiene la gratitud. Pídele al Espíritu Santo que te ayude a ver cómo Dios está obrando en tu vida hoy y agradécele como respuesta.

Si comienzas a sentir que tu corazón se comienza a endurecer por algo que sucede hoy, simplemente reflexiona sobre la bondad de Dios y da gracias. La negatividad y el pecado tienen un efecto increíblemente dañino en nuestros corazones. Decide descartar cualquier forma de calumnia, impureza y cualquier cosa negativa, y en su lugar enfócate en la bondad de lo que Dios está haciendo. Elige amar hoy y alinea tus pensamientos y emociones con fe y confianza en quién es Dios. Caminar en una relación con Dios es seguir la guía del Espíritu Santo en todo momento. Si te desvías un poco, ¡simplemente pídele al Espíritu que te lleve de vuelta a la perspectiva y la postura del corazón que él desea para ti! La gracia de Dios es abundante y poderosa. Él anhela caminar en una relación contigo todo el día de hoy. Que tu día se llene de paz, alegría y una apasionada búsqueda de traer su reino a la tierra que hay a tu alrededor.

Lectura Complementaria: 1 Tesalonisenses 5:12-28

Por Craig Denison

 

 

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Desafío a dar gracias (Día 13)
Wendy Bello
Desafío a dar gracias (Día 25)
Wendy Bello
Los que controlan su lengua disfrutan la vida
Andrés Corson
Palabras finales
Ama a Dios Grandemente
Adorando y sanando
Ama a Dios Grandemente
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple