;

La Regla de Oro

Description

De la misma forma como Cristo nos ve a nosotros, nosotros tenemos que mirar y tratar a los demás.

“Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos”, Mateo 7:12

¡Desempolvemos la Regla de Oro!

La Pasión de Cristo también se le conoce como la Vía Dolorosa. Una vía de sufrimiento, dolor y traición.

1. Jesús experimentó la cumbre del sufrimiento sabiendo que tenía que enfrentarse a la muerte con todas sus implicaciones.

2. Experimentó la amargura de la traición por Judas, uno de los doce. Y…

3. Experimentó el profundo dolor del abandono de Su Padre y Sus seguidores.

Qué triste cuando por el pecado se rompe nuestra comunión con Dios, cuando somos traicionadas por una amiga, o cuando nos dan la espalda en el momento que más lo necesitamos. Solo quien lo sufre lo puede saber.

Pero antes de crear una sesión de lloros y lamentos, fijémonos en lo que dice Santiago 3:2… “todos ofendemos muchas veces”. ¡Oh! Pero cuán a pecho tomamos las ofensas recibidas de otros y cuán ligeramente juzgamos las que nosotras le infringimos a los demás.

Amadas, la Regla de Oro sigue vigente “para todas”. No solo de allá para acá, sino también de aquí para allá. Habituémonos a ver la situación desde el calzado de la ofendida y como Maestras del Bien estemos dispuestas a reconocer nuestras faltas y disculparnos con sensibilidad y compasión, así como también a perdonarnos unas a otras en la misma medida que Cristo nos perdonó.

Sobre todo, no nos hagamos de la vista gorda cuando veamos a nuestras hermanas y amigas atravesando la Vía Dolorosa del sufrimiento, engaño, traición, enfermedad o dolor. Ese es el cumplimiento de la regla de oro.

Oración: Señor, gracias por perdonarme y sanar mis heridas. Que con ánimo pronto pueda yo hacer lo mismo. En el nombre de Jesús, amén.

Related
Así nos ha amado Dios
Edurne Mencía
Cómo convertirse en alguien paciente
Dr. Charles Stanley
No tires la toalla
Itiel Arroyo
Perdonar duele
Itiel Arroyo
Espíritu de división
Andrés Corson
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple