La recompensa de Dios para una sabia administración del dinero

Description

Rick Warren nos enseña los tres tipos de recompensas que obtenemos si manejamos correctamente el dinero.

"Su señor le respondió: '¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!'", Mateo 25:21 (NVI). 

El dinero es la prueba de fuego de tu fidelidad. Dios lo usa más que cualquier otra cosa en tu vida para fortalecer tu fe. ¿Por qué? Porque es con lo que tenemos los tiempos más difíciles. 

Observa las recompensas que Dios da para la administración sabia del dinero: "Su señor le respondió: '¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!'", Mateo 25:21 (NVI). 

La ley de compensación es esta: Dios te recompensará por el buen uso de tu dinero. Hay tres pasos para esta recompensa basada en Mateo 25:21: afirmación, promoción y celebración.  

Dios te afirma al decir, “¡Hiciste bien! Yo estaba viendo si podías ser buen administrador de lo que te había dado y has pasado la prueba. Bien hecho, siervo bueno y fiel”.  

El Segundo paso es la promoción. Al mostrar tu fidelidad con poco, Dios te dará mayor responsabilidad.  

Y, mientras demuestres ser responsable, Dios se alegrará contigo. ¡Disfrutarás de la felicidad de Dios!  

Jesús dijo, “Nadie puede servir a dos amos. Pues odiará a uno y amará al otro; será leal a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al dinero, Mateo 6:24 (NTV).  

Nota que Él no dice que no debes servir a Dios y al dinero. Dice que no puedes. Es imposible. Nadie puede servir a dos amos. Así que tendrás que decidir quién será el número uno en tu vida, Dios o el dinero.  

El dinero es un excelente siervo, pero es un terrible amo. Cuando te domina, siempre estás bajo estrés. Siempre estás preocupado. Siempre estás tenso por el dinero. Cuando tú eres el que controla tu dinero, el dinero te sirve a ti. Cuando el dinero trabaja para ti en vez de que tú trabajes para el dinero, entonces tienes paz.

Reflexiona sobre esto:  

- Si Dios calificara cómo maneja tus finanzas, ¿cuál nota te daría?  

- ¿Por qué buscarías que Dios te diera una mayor responsabilidad? 

- ¿Cómo puedes manejar más sabiamente tu dinero de tal forma que trabaje para ti en lugar de que te controle?

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.


Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿Qué Refleja mi Actitud hacia el Dinero?
Dr. Andrés Panasiuk
Sistemas y Tipos de Hipotecas
Dr. Andrés Panasiuk
Las tensiones y las deudas
Dr. Andrés Panasiuk
Bendecidos para bendecir
Daniel Arbolaez
El secreto del éxito verdadero
Daniel Arbolaez
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple