La profundidad del amor de Dios por nosotros

Description

Dios te ama simplemente porque te ama. No tienes que trabajar para ganarte su amor.

No hay fuerza más poderosa que el amor que nuestro Padre celestial tiene por nosotros, sus hijos. Su amor puede mover montañas, detener los mares rugientes, sanar huesos rotos y corazones heridos, transformar vidas y liberar a los cautivos por el pecado y la vergüenza. Tan grande es su amor por ti y por mí que envió a su único Hijo a morir para que podamos vivir a través de él. Y en Juan 17:25-26, Jesús hace una declaración insondable acerca de cuán grande es la profundidad del amor de Dios para nosotros:

“Padre justo, aunque el mundo no te conoce, yo sí te conozco, y estos reconocen que tú me enviaste. Yo les he dado a conocer quién eres, y seguiré haciéndolo, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo mismo esté en ellos”. 

¿Sabes que Dios te ama como ama a Jesús? Su corazón está lleno de amor por ti. Jesús siempre ora perfectamente en línea con la voluntad del Padre porque son uno. Entonces, cuando Jesús ora para que Dios nos ame con el mismo amor que se le ha dado, su oración está en perfecta alineación con el corazón de nuestro Padre.

Romanos 8:37-39 dice: Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor”. A través de la muerte de Cristo, la barrera entre nosotros y la relación con Dios se rompió en dos. La ira de Dios se satisfizo con la muerte de Jesús, y ahora podemos experimentar la profundidad de su amor. A través de Cristo, hemos sido hechos nuevos para que finalmente podamos caminar en comunión y unidad sin obstáculos con un Dios santo y perfecto.

Dios te ama simplemente porque te ama. No tienes que trabajar para ganarte su amor. No tienes que arreglar tu vida para que Dios pueda derramar su amor sobre ti. El padre en la historia del hijo pródigo salió corriendo a reunirse con su hijo antes de que algo hubiera sido resuelto. No sabía que su hijo estaba allí para disculparse. A él no le importó. Él simplemente quería amar a su hijo. Tu Padre celestial siente lo mismo por ti. Él anhela amarte allí donde estás, así como eres. Él desea llenarte de amor hasta rebosar. Él anhela que experimentemos este amor y unidad como lo hizo Jesús cuando caminó en la tierra.

Al entrar en la oración guiada, abre tu corazón y permite que la gracia de Dios se establezca. Permítele que te libere de la religión basada en las obras y te guíe a un estilo de vida de relación. Dios no es un capataz enojado que muestra afecto solo cuando tienes éxito. Él es un Padre amoroso que siempre te amará sin importar nada. Tómate un tiempo para recibir la profundidad de su amor por ti hoy. Permite que su amor te cure, te transforme, te libere y te guíe a la vida abundante que siempre ha deseado dar.

Guía de Oración:

1. Medita en la profundidad del amor de Dios por ti.

Así manifestó Dios su amor entre nosotros: en que envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados”. 1 Juan 4:9-10

"Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor”. Romanos 8:37-39

“Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él”. 1 Juan 4:16

2. ¿En qué áreas necesitas una nueva revelación de la gracia de Dios hoy? ¿Qué te impide recibir la profundidad del amor de Dios? ¿De qué maneras necesitas que te muestre lo buen Padre que él realmente es?

3. Pídele al Espíritu que te dé una revelación de la gracia y el amor de Dios para ti. Recibe la presencia de Dios y descansa en su amor. Medita y renueva tu mente de acuerdo a lo profundamente que te ama tu Padre celestial.

“Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos”. Hebreos 4:16

“Para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos”. Mateo 5:45

Que toda la oración sacerdotal de Jesús sea verdadera en tu vida. Que entres a la plenitud de lo que Jesús consiguió para ti con su muerte. Que tu vida sea un maravilloso reflejo de su amor y que experimentes la profundidad de su amor por ti en cada momento. Eres un hijo del Dios Altísimo y amoroso; él nunca te dejará ni te abandonará. Su amor es poderoso, real y está disponible. Que tu día esté lleno de gozo, paz y propósito a la luz de la gloriosa gracia de Dios.

Lectura Complementaria: 1 Juan 4

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Libre (Parte 1): Es peor de lo que pensabas
Alejandro Mendoza
Satisfechos para siempre
John Piper
Símbolos del Espíritu Santo: La fuente
Osvaldo Carnival
¡De una vez por todas!
Bayless Conley
Vida Eterna (Parte 3)
Frank López
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple