La prisa es una barrera para escuchar a Dios

Description

La primera barrera para escuchar a Dios es la resistencia; la segunda barrera es la prisa.

“Las semillas sobre la tierra rocosa representan a los que oyen el mensaje y lo reciben con alegría; pero como no tienen raíces profundas, creen por un tiempo y luego se apartan cuando enfrentan la tentación”, Lucas 8:13 (NTV). 

Para cultivar una mente abierta que pueda oír a Dios, debes apartar un tiempo para escucharlo. Eso significa que debes bajar tu velocidad, debes permanecer en silencio. Debes ponerlo en tu agenda, de modo que tengas tiempo para escucharlo hablar. 

La primera barrera para escuchar a Dios es la resistencia; la segunda barrera es la prisa. Cuando tenemos vidas apresuradas, Dios queda fuera de nuestro camino. Decimos: “Dios, quiero escucharte, pero ¡apresúrate, solo me quedan cinco minutos!” 

Dios quiere más que tus momentos libres y los que te sobran. Él desea ser el centro de tu vida. La forma como pruebas que Él es el centro de tu vida es dedicando tiempo para escucharlo. 

Jesús dijo en Lucas 8:6 (NTV), “Otras cayeron entre las rocas. Comenzaron a crecer, pero la planta pronto se marchitó y murió por falta de humedad”

Israel no es un país muy fértil; la mayor parte es una capa delgada de tierra sobre una cama de piedra caliza. Si plantas algo en ese terreno rocoso, la semilla germinará, pero nunca tendrá raíces profundas, así que se debilita y muere. 

En Lucas 8:13, Jesús explica que esta clase de suelo representa “a los que oyen el mensaje y lo reciben con alegría; pero, como no tienen raíces profundas, creen por un tiempo y luego se apartan cuando enfrentan la tentación” . El terreno poco profundo representa a una mente superficial. 

Algunas veces reaccionamos superficialmente ante la Palabra de Dios. Nos emocionamos, somos movidos impulsivamente, pero no permitimos que la Palabra de Dios penetre la cama rocosa de nuestra personalidad, así que no hay un cambio genuino. 

¿Cómo puedes crecer más allá de lo superficial? ¿Cómo puedes desarrollar raíces espirituales? Existen dos maneras prácticas para ello: 

Primero, establece un tiempo a solas con Dios. Puede ser 10 o 15 minutos. Te sientas, permaneces en silencio y preguntas: ¿Señor, hay algo que me quieras decir por medio de tu Palabra?” Puedes revisar tus notas de la iglesia, tu diario o cantar alabanzas. Nada hace crecer las raíces espirituales tan rápido como un tiempo diario a solas con Dios. 

Segundo, reúnete semanalmente con un grupo de estudio o célula. Allí es cuando Dios puede hablarte a través de otra persona mientras discuten, interactúan y aprenden unos de otros. Hebreos 10:25 dice: “Y no dejemos de congregarnos… ….sino animémonos unos a otros…” (NTV). 

Ambos hábitos requieren que seas intencional en el manejo del tiempo. Cuando asignas parte de tu día para estar a solas en silencio y parte de tu semana para un grupo pequeño, estás demostrando a Dios que deseas hacerle el centro de tu vida y que quieres escucharlo.  

Reflexiona sobre esto: 

- Además de tu trabajo ¿qué llena la mayor parte de tu agenda? ¿Cómo esa actividad o responsabilidad interactúa con tu relación con Dios?

- ¿Por qué piensas que la comunión con otros es tan importante para poder crecer como individuos?

- ¿Cómo planeas ser intencional con tu tiempo esta semana para poder escuchar a Dios?


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La verdad acerca de la sombras
Pastor Rick Warren
¿Qué se interpone entre tú y Dios?
Pastor Rick Warren
El fruto proviene de las raíces profundas
Pastor Rick Warren
Conocer a Dios
Nancy DeMoss Wolgemuth
En vez de seguir corriendo… ¡siéntate!
Héctor Teme
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple