La plenitud del gozo

Description

Como hijos del Dios Altísimo debemos estar marcados por una alegría contagiosa e incesante.

Pasaje Bíblico: “Me darás a conocer la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre”. Salmo 16:11 LBLA

Por la gracia de Dios tenemos una hermosa herencia de relación eterna y tangible con nuestro Padre celestial. El Salmo 16:5-6 dice: “Tú, Señor, eres mi porción y mi copa; eres tú quien ha afirmado mi suerte. Bellos lugares me han tocado en suerte; ¡preciosa herencia me ha correspondido!”. Y más adelante, en el versículo 11 (LBLA), David escribe: “Me darás a conocer la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre”.

Dios ha designado la hermosa herencia de su presencia para nosotros. Israel sabía lo que era centrar sus reuniones alrededor de la presencia de Dios. Su presencia los guio a través del desierto. Su presencia ganó batallas para ellos. Su presencia fue poderosa en el Lugar Santísimo. La presencia de Dios fue la señal de que él estaba con ellos y para ellos.

Y el Salmo 16:11 nos dice que en la presencia de Dios "hay plenitud de gozo". Imagina cómo es y cómo se siente la plenitud de gozo. ¿Cómo sería tener un verdadero encuentro con la plenitud de la alegría hoy? En la plenitud de gozo no hay dolor, preocupación, duda o miedo. En la plenitud de la alegría hay vida abundante, paz, libertad y amor.

El Salmo 43:4 dice: “Llegaré entonces al altar de Dios, del Dios de mi alegría y mi deleite”. El encuentro constante con la presencia de nuestro Padre celestial es la única fuente de “alegría y … deleite” en esta tierra. Solo al pasar tiempo en su altar, experimentaremos la alegría que es nuestra porción. Solo en su presencia el gozo del Señor verdaderamente se convertirá en nuestra fuerza. (Nehemías 8:10).

La alegría celestial es un elemento esencial para la vida cristiana. No estamos diseñados para vivir sin alegría. No es una búsqueda secundaria a otras actividades. La alegría celestial es una piedra angular sobre la que vivimos vidas que reflejan la bondad, la gracia, el amor y la realidad de nuestro Padre celestial. La alegría está destinada a ser el portavoz mediante el cual declaramos cuán maravillosa es realmente una relación con Dios.

En su libro En Nuestro Gozo, John Piper escribe: “Pero cuando Dios da el cambio radical de un nuevo nacimiento y arrepentimiento, Jesús mismo se convierte en nuestro tesoro supremo”. Elige la mejor parte hoy: pasa un tiempo en la plenitud de alegría que solo puede ser encontrada en la presencia de Dios. Permite que Dios traiga un cambio radical de nuevo nacimiento y arrepentimiento que posiciona a Cristo como tu tesoro supremo. Busca hoy la alegría celestial para que puedas demostrar la extraordinaria bondad de tu Padre celestial hacia un mundo que está buscando desesperadamente lo que solo se puede encontrar en una relación restaurada con él.

Guía de Oración:

1. Medita en la plenitud de gozo que tienes disponible en la presencia de Dios. Permite que la Biblia despierte en ti el deseo de encontrar el gozo del Señor.

“Me darás a conocer la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre”. Salmo 16:11 LBLA

“Llegaré entonces al altar de Dios, del Dios de mi alegría y mi deleite”. Salmo 43:4

“Tú, Señor, eres mi porción y mi copa; eres tú quien ha afirmado mi suerte. Bellos lugares me han tocado en suerte; ¡preciosa herencia me ha correspondido!”. Salmo 16:5-6

2. Pídele al Señor que te revele su cercanía. Dios nunca está lejos de ti, su presencia está contigo. Él anhela darse a conocer. Simplemente descansa en la verdad de su cercanía y permite que se te revele.

“Aun el gorrión halla casa cerca de tus altares; también la golondrina hace allí su nido, para poner sus polluelos”. Salmo 84:3

3. Pídele a Dios que te guíe a la plenitud de gozo que tienes a tu disposición en su presencia. Pídele que te llene con abundante alegría para que hoy puedas vivir declarando su bondad al mundo que te rodea.

“El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”. Juan 10:10

“Ahora vuelvo a ti, pero digo estas cosas mientras todavía estoy en el mundo, para que tengan mi alegría en plenitud”. Juan 17:13

“Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa”. Juan 15:11

Ruego que, como la novia de Cristo, crezcamos en nuestro conocimiento de su proximidad. Ruego que caminemos en la plenitud de la relación con nuestro Padre celestial que tenemos disponible para nosotros en la tierra. Oro para que reflejemos cada vez más la bondad de Dios en un mundo que anhela conocerlo. Que puedas buscar la presencia de Dios con mayor fervor a lo largo del día. Que experimentes su cercanía y vivas tu vida con la alegría del Señor como tu fuerza.

Lectura Complementaria: Salmo 16

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Demos a conocer a Satanás su derrota
John Piper
A menos que estén de acuerdo
Bayless Conley
Vuelve
Alex Campos
Un arma espiritual
Pastor Mao
Voz de Júbilo (Parte 2): Rompiendo Cadenas
Chris Richards
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple