La oración marca la diferencia

Description

Mientras que muchos buscan soluciones para los países y el mundo, Dios ya nos dio la clave para lograr el cambio necesario.

Leer 1 Timoteo 2:1-8

Después de observar el rumbo pecaminoso que está tomando nuestra nación, reconocemos fácilmente la necesidad de un cambio. Pero la solución de Dios para nuestro problema es sorprendente. Pablo le ordena a Timoteo que establezca algunas prioridades en la iglesia y la primera en la lista es orar “por los reyes y por todos los que están en autoridad” (1 Timoteo 2:2).

Pablo no habría dado esta orden a Timoteo de no haber creído que las oraciones de la iglesia marcarían la diferencia para el logro de los propósitos de Dios para su nación. Al enfocarnos en la magnitud de los problemas o en el poder de quienes gobiernan, perdemos de vista a nuestro soberano Dios, que espera que le pidamos que intervenga de la manera en que solamente Él puede hacerlo.

Las políticas y la legislación de una nación no están determinadas en última instancia en las salas de conferencias y en las cámaras del gobierno, sino en los lugares de oración. Las voces que definen la dirección de una nación no son necesariamente las que se escuchan en las salas donde se escriben las leyes, sino las que se acercan al trono celestial con una fe confiada (Hebreos 4:16). Cuando la iglesia cree y ora, el Señor responde.

Si de verdad cree que Dios puede cambiar a una nación, es posible que usted se esté preguntando por qué ha esperado tanto tiempo para hacerlo. Quizás Él le está haciendo a usted una pregunta parecida: “¿Por qué has esperado tanto tiempo para orar?” Toda autoridad en la Tierra puede ser tocada por el poder de la oración, si estamos dispuestos a pedir y creerle a Dios.

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios necesita líderes
El Lugar de Su Presencia
Esperanza para un mundo en proceso de cambio
Dr. Charles Stanley
Nuestro Ayudador en la oración
Dr. Charles Stanley
Un Tiempo de Esperanza: Cuando Dios nos Llama a Gobernar
Frank López
Dios y las naciones (Parte 9): A favor de la nación
Luis Palau
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple