¡La mano de Dios está sobre tu vida!

Description

Las promesas de Dios son tuyas gracias al precio que pagó Jesús en la cruz.

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Isaías 41:10).

“Siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia...”

¿Sabías que la mano de Dios es más grande que la nuestra? Déjame que te cuente una historia: un día, un niño se paseaba entre los pasillos de una tienda de bombones. Estaba tan ensimismado y sonriente, que el vendedor le dijo: “¡Hey, me has caído bien! Quiero regalarte un puñado de caramelos, todos lo que puedan caber en tu mano”. El niño, muy contento, respondió: “¡Muchas gracias! Pero preferiría que usted los escogiese por mí, por favor”. Intrigado, el vendedor le preguntó al niño por qué no quería coger los bombones él mismo. El niño contestó: “¡Porque su mano es mucho más grande que la mía!”.

Te invito a que reflexiones en esto a lo largo de este día: tu mano es muy pequeña comparada con la del Señor. De hecho, Su mano es suficientemente grande como para:

- protegerte (mira Salmo 34:7).

- bendecirte (mira Génesis 12:2).

- consolarte (mira 2 Corintios 1:3-4).

- levantarte (mira Salmo 3:3).

- y frenar al enemigo (mira 2 Samuel 22:49).

Quiero terminar esta serie de mensajes, por tanto, con esta invitación: Ten confianza en Dios, querido(a) amigo(a), Su mano poderosa y victoriosa está sobre tu vida. ¡Declara esta protección y abundancia divinas sobre ti! Son tuyas por medio de la fe, gracias al precio que pagó Jesús en la cruz.

¡Que el Señor te bendiga! 

Gracias por existir,
Éric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo robustecer nuestra fe
Dr. Charles Stanley
La fidelidad continua de Dios
Dr. Charles Stanley
Librémonos del miedo
John Piper
Para cuando te toca enfrentar a un gigante
Wendy Bello
Ganas de más
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple