;

La lluvia abundante de Dios

Description

Las bendiciones de Dios no solo son para suplir nuestras necesidades, sino para hacer algo más grande en nuestras vidas.

Salmos 68:6–10 dice:

"Dios hace habitar en familia a los desamparados; saca a los cautivos a prosperidad; mas los rebeldes habitan en tierra árida. Cuando tú, Dios, saliste delante de tu pueblo, cuando anduviste por el desierto, Selah la tierra tembló y destilaron los cielos; ante la presencia de Dios, aquel Sinaí tembló, delante de Dios, del Dios de Israel. Abundante lluvia esparciste, oh Dios; a tu heredad exhausta tú la reanimaste. Los que son de tu grey han morado en ella; por tu bondad, Dios, has provisto para el pobre." (RVR1995)

Cuando usted lee a varios comentaristas de la Biblia, se da cuenta de que todos concuerdan en que esto se refiere a una tremenda lluvia. Es el lenguaje que el salmista utiliza para referirse al maná que Dios proveyó para Sus hijos mientras erraban por el desierto.

Dios les sustentó sobrenaturalmente. Él les proveyó con una provisión sobrenatural. Él les sacó del cautiverio hacia la prosperidad y envió abundante lluvia simbolizando Su extravagante bendición para sus vidas.

Dios, en su bondad, satisfizo las necesidades de aquellos que anteriormente habían sido pobres. Y, de la misma manera, Él derrama bendiciones en nuestras vidas. Él nos sostiene, cuida de nosotros y satisface nuestras necesidades.

Tome un momento hoy para alabarle por Su provisión y por Su bendición en su vida.

Ahora, si hay una sequía en su vida en cualquiera de estas áreas, hay una razón para ello. En los próximos devocionales, quiero hablarle sobre algunas causas potenciales de esa sequía y sugerirle algunas cosas que puede hacer para romper con ella y traer la lluvia de las bendiciones de Dios a su vida nuevamente.

Related
¿De verdad Cristo lo vale?
John Piper
Cuando estoy ansioso
John Piper
Sigue caminando
Chris Mendez
Dios está al mando
Pastor Mao
¡Jesús es el Príncipe de Paz!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple