;

La libertad espiritual

Description

Descubra junto al Dr. Charles Stanley cómo funciona la promesa dada por Dios de ser totalmente libres gracias a la obra en la cruz.

Leer Gálatas 6:14-16

Las prisiones no son siempre edificios. Las personas pueden crear cárceles para sí mismas con muchas clases de pecados. Sin embargo, Jesús fue a la cruz para comprar nuestra libertad.

Al pensar en la cruz, algunas personas asumen que el resultado de la salvación está limitado a la liberación de la cárcel del pecado, una sola vez. Por tanto, oran una y otra vez para recibir al Señor Jesucristo, con la esperanza de que lleguen a ser lo suficientemente buenos como para no hacer nada malo. Pero la salvación no es una tarjeta para “librarnos del infierno” hasta que cometamos otro pecado; por el contrario, el perdón de Cristo cubre los pecados pasados, presentes y futuros.

Las tentaciones, que en un tiempo parecían tan atractivas, tienen ahora poco interés para el creyente lleno del Espíritu Santo. Somos liberados para seguir adelante con el propósito de Dios y para tener el gozo que resulta de servirle.

La libertad espiritual es una elección. Nuestros pecados son borrados, pero la tentación no es borrada. En vez de eso, el creyente decide continuamente estar crucificado a la maldad o, como dice el Señor Jesús: A tomar su cruz cada día, y seguirle (Lucas 9:23). La cruz no es una carga, sino más bien un símbolo de que somos libres y seguidores perdonados de Cristo.

La libertad que se encuentra en la salvación no es un secreto para que nos quedemos con él. El Señor dio a sus discípulos la Gran Comisión de llevar el evangelio, porque su mensaje es el único que puede transformar a un esclavo en un alma liberada. La cruz es nuestra única esperanza para lograr la libertad espiritual.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Paz con nosotros mismos
Dr. Charles Stanley
Nuestro concepto despreocupado del pecado
Dr. Charles Stanley
Para difundir la luz en el mundo que le rodea
Dr. Charles Stanley
Cómo puede la verdad hacerle libre
Dr. Charles Stanley
El cuerpo del discípulo
Dr. David Platt
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple