;

La expresión del amor

Description

El mundo en que vivimos es el objeto del amor de Dios, porque Dios es parte de él.

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió al mundo a su Hijo unigénito, para que vivamos por él. – 1 Juan 4: 9

"Porque de tal manera amó Dios al mundo". Como cristianos hemos escuchado estas palabras cientos de veces. Martín Lutero se refirió a ellas diciendo que son el “Evangelio en miniatura". Sin embargo, no siempre son tan claras y evidentes como lo fueron para quienes las escucharon por primera vez.

Para muchos de nosotros es difícil imaginar a un Dios que realmente ama al mundo. Hay tanta gente en él que es casi imposible imaginar que alguien nos ame a todos o que alguien ame al mundo en el estado triste y corrupto en que se encuentra.

Sin embargo, el mundo en que vivimos es el objeto del amor de Dios, porque Dios es parte de él. Dios se hizo carne en la persona de Jesús para venir a vivir, morir y resucitar por nosotros, dándonos así el regalo del perdón y la vida eterna junto a él… “porque de tal manera amó Dios al mundo”.

Este regalo es la máxima expresión del amor de Dios. Un amor que se declara sin ser expresado, no vale mucho. Pero “de tal manera amó Dios al mundo”, que nos dio a su Hijo y nos lo sigue dando ahora, para sacarnos de nuestra desesperación, para salvarnos de los pecados que cometemos, para llevarnos de la oscuridad a la luz.

Dios está haciendo todo esto ahora, y lo que hace nos muestra cómo es. Nunca podremos ponerlo en palabras que sean adecuadas. Nunca podremos decir todo lo que significa. Sin embargo, como pueblo de Dios lo intentaremos y, cuando lo hagamos, es probable que el Evangelio de Juan nos dé las palabras que necesitamos: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16).

ORACIÓN: Padre celestial, ¡tu amor no tiene límites! Por eso diste a tu Hijo unigénito por nosotros. Ayúdanos a compartirlo con quienes necesitan saberlo. En el nombre de Jesús. Amén.

Para reflexionar:

1. ¿Cómo puedes expresar el amor de Dios a quienes te rodean, de manera que lo perciban?

2. ¿Crees que Dios podría habernos perdonado y salvado sin que fuera necesaria la muerte de su Hijo?

Por:  A. Walter Hanf

Related
Corriendo con los Gigantes (Parte 9): Jesús
Juan Vereecken
Si acaso se me olvida (Parte 4): Hay un Dios de amor
Guillermo y Milagros Aguayo
Sr. Espíritu Santo (Parte 1)
Bayless Conley
Nuestro perdón en Jesús
Primeros15
Tu misión
Alex Sampedro
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple