La excelencia en un mundo mediocre

Description

La productividad laboral no se debe medir por lo que hacen los demás.

“¿Has visto un hombre diestro en su trabajo? Estará delante de los reyes; no estará delante de hombres sin importancia” – Proverbios 22:29

Hay un viejo dicho que dice: "Si quieres que alguien haga un buen trabajo, busca a una persona ocupada." El precepto es que una persona que no está ocupada, probablemente no quiera estarlo.

Obviamente, eso no siempre es cierto, pero a la larga he encontrado una gran verdad en ello.

Muchos (o incluso la mayoría) no hacen más de lo necesario para cumplir con el estándar mínimo establecido para ellos. Continuamente menosprecian a otras personas que trabajan según su capacidad y exigen más y más "protección" de sus posiciones.

Salomón describió estas personas así: "Pobre es el que trabaja con mano negligente, más la mano de los diligentes enriquece". (Proverbios 10:4).


Lectura Bíblica Diaria

Levítico 21-23

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Elimine el fracaso
Larry Burkett
Enfrentando el cambio
Sixto Porras
Aprendiendo de Moisés
Violeta Guerra
Da siempre lo mejor
Dr. Andrés Panasiuk
El éxito y la Biblia
Dr. Andrés Panasiuk
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple