;

La entrega incondicional

Description

Si queremos de verdad entregarle nuestra vida a Dios hay tres pasos que tenemos que dar.

Leer 1 Reyes 20:1-4

Dar poder absoluto sobre nuestra vida a otro ser humano sería una posibilidad aterradora. Pero aceptar y reconocer la autoridad del Señor sobre nosotros es conveniente y correcto.

La entrega incondicional significa:

- Rendirnos —incluyendo todo lo que tenemos y todo lo que somos— al señorío de Cristo. Se trata de una identificación con Él en la que nosotros mermamos y Él crece. Primero nos entregamos a Él y después vivimos en obediencia.

- No poner límite en lo que estamos dispuestos a hacer o llegar a ser. Esto significa que en nuestra vida no hay áreas restringidas en las que el Señor Jesús no esté invitado, que no hay nada reservado para nuestro uso exclusivo y que no hay nada que le impidamos tocar. Nos ponemos totalmente a su voluntad —cuándo, dónde y cómo Él decida.

- Transferir a Cristo la propiedad de nuestro cuerpo, alma y espíritu. Al hacer esto, aceptamos como nuestros propios valores los preceptos de las Bienaventuranzas (Mateo 5:3-12), el fruto del Espíritu (Gálatas 5:22, 23), la jerarquía del reino (Marcos 9:35), el sufrir por causa de Cristo (1 Pedro 4:13) y morir a nuestro propio yo (Gálatas 2:20).

Una razón por la que tendemos a no rendirnos es el temor: ¿Qué me exigirá el Señor que haga? Otra piedra de tropiezo es el egocentrismo: Me gusta tener el control de mi agenda y de mis planes a largo plazo. Un tercer obstáculo es el orgullo: Yo sé lo que Dios quiere que haga, pero ¿Él no puede ver cómo pudiera eso afectar mi reputación?

¿Qué le impide entregarse al Señor Jesús y clamar: “Por favor, toma el control total de mi vida”?

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La garantía de la vida eterna
Dr. Charles Stanley
Jesucristo: El regalo precioso
Dr. Charles Stanley
La luz del mundo
Dr. Charles Stanley
La verdad que nos liberta
Dr. Charles Stanley
Cómo ayudar a alguien a encontrar esperanza y sanación - Parte 1
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple