La enfermedad de "mantener el ritmo"

Description

¿Te preocupa ver que otras personas prosperen económicamente y tú no? Este puede ser el síntoma de una grave enfermedad.

“Confía callado en el Señor y espérale con paciencia; no te irrites a causa del que prospera en su camino, por el hombre que lleva a cabo sus intrigas”, Salmos 37:7

¿Te preocupa o te ves obligado a trabajar porque alguien esté prosperando y tú no? Esto es causado por una enfermedad llamada "mantener el ritmo con los vecinos", y hay muchos cristianos que están sufriendo esta enfermedad en sus etapas finales.

Hay una cura; se llama paciencia. La receta es la fe y se puede obtener de Tu Gran Médico.

Al tratar de mantener el ritmo con los vecinos, sufrimos un "ataque" de escasez de dinero. Sin embargo, para muchos cristianos con esta enfermedad, la "infección" de la impaciencia es grave. Muchos no pueden esperar a que Dios actúe; tienen que poner un "vendaje" sobre la escasez lo antes posible. Esto podría hacerse mediante la obtención de una segunda hipoteca, un segundo trabajo, un esquema para hacerse rico rápidamente.

El Gran Médico no administra bálsamo humano. La respuesta a los problemas de dinero no es más dinero. No le daríamos más azúcar a un diabético. En su lugar, Él prescribe una "dosis doble" de paciencia, la misma que por su deficiencia provocó la enfermedad de "mantener el ritmo".

Más trabajo para satisfacer exigencias financieras más altas nos impedirán que guardemos el descanso del Señor y provocará fatiga. Si rechazamos Su "tratamiento", tomaremos nuestra propia medicina.

¿Cómo puedes evitar esta terrible enfermedad? Evita el contacto con otras personas que tengan la enfermedad y lee el Salmo 37:1-7. Confiesa tu envidia y pídele al Señor el "tratamiento”. 

 

Lectura Bíblica Diaria

Salmo 74, 79-80, 89

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo calculas el costo antes de comprometerte
Pastor Rick Warren
El suicidio financiero asistido
Chuck Bentley
Lo que ata de manos al amor
John Piper
¿Puedo tener todo lo que quiera ya?
Dr. Jorge H. López
Dos opciones
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple