La depresión

Description

Debemos poner un balance a nuestras actividades para evitar que nos consuman, lo que incluye el servicio al Señor.

“Hijos míos, vosotros sois de Dios y los habéis vencido, porque mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo” – 1 Juan 4:4

Sólo una vez en mi vida he estado realmente deprimido. Fue debido a lo que se conoce como el síndrome de “burnout” o agotamiento. Estaba viajando, dando 50 a 60 seminarios al año, y permití que mi vida espiritual menguara. Estaba tan ocupado para el Señor que no tenía tiempo para estar con el Señor.

Irónicamente, esto es algo que muchos trabajadores cristianos a tiempo completo experimentan; están tan ocupados sirviendo a Dios que no tienen tiempo para compartir con Él.

No tenía tiempo para estudiar, orar, leer la Biblia. Donde quiera que iba estaba dando, dando, dando, porque eso es lo que la gente esperaba.

Todo el mundo se desanima de vez en cuando, pero esta vez lo que realmente me asustó fue darme cuenta de que no tenía ningún control sobre ello. Estaba en un espiral descendente y no podía comer, no podía dormir, no podía pensar con claridad, no podía trabajar más.

Había perdido mi dirección, así que me detuve, se lo confesé al Señor, cancelé todo y me determiné a restablecer mi relación con el Señor.

Me quedé con un amigo hasta que recuperé mi enfoque. Decidí renunciar como manager del universo. Dios dejó muy claro que Él no me dio ese trabajo en primer lugar.

No te ocupes tanto sirviéndole a Dios que no tengas tiempo para Él. Pasa tiempo en oración y medita en su Palabra. Y cuando te falte paz en tu vida, ¡detente!

 

Lectura Bíblica Diaria:

1 Crónicas 27-29

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Siente, piensa‚Ķ luego actúa (Parte 2)
Sixto Porras
Siete consejos para vivir mejor
Wendy Bello
¿Se puede ser realmente feliz?
Sixto Porras
Desenmascarando al necio
Pastor Mao
El primer lugar
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple