La consecuencia de la impaciencia

Description

Aunque el hijo pródigo es perdonado por su padre, los resultados de su impaciencia no son borrados del todo, pues no recupera la riqueza que perdió.

Leer Lucas 15:11-19

Enviamos un mensaje fuerte y negativo al Señor cuando somos impacientes: “No tengo confianza en tu tiempo; el mío es mejor”.

A veces llegamos a un cruce en el camino de la vida y tenemos que decidir si estamos dispuestos a esperar la dirección de Dios. Es importantísimo que le obedezcamos y que seamos pacientes con su plan. Pensemos en el ejemplo negativo del hijo pródigo quien derrochó su herencia y luego enfrentó varias consecuencias:

1. Causó dolor a su familia. Muchas veces, nuestra impaciencia hiere a quienes amamos.

2. Se separó de su familia. Cuando nos adelantamos a Dios, con frecuencia también huimos de las voces de la razón y de la sabiduría de las personas que son parte de nuestra vida.

3. Enfrentó la pobreza. Nos arriesgamos a perder mucho cuando ignoramos el tiempo del Señor, porque Él nos bendice cuando somos obedientes.

4. Se sintió indigno. No podemos experimentar la comunión con Dios cuando la impaciencia nos mantiene fuera de su voluntad.

Sabemos que, al final de la historia, el hijo pródigo es recibido con gozo por su padre quien le da amor, atención y le devuelve su lugar en la familia. Pero, aunque es perdonado, los resultados de su impaciencia no son borrados del todo, pues no recupera la riqueza que perdió. No siempre es posible borrar nuestros errores después de que nos hemos adelantado a Dios. Siempre es mejor esperar que Él nos diga cuándo podemos seguir adelante.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La pasión por obedecer a Dios
Dr. Charles Stanley
Cuando aceptamos la invitación de Dios
Dr. Charles Stanley
Jesús convierte la desesperanza en esperanza sin fin
Pastor Rick Warren
¿Tienes que demostrar que vales?
Pastor Rick Warren
La Calavera (Parte 1)
Juan Vereecken
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple